28 de diciembre y un final de año

 

Hoy es el día de los inocentes, de los Santos Inocentes para los católicos. Lejos del relato religioso que refiere a la matanza de niños, el 28 de diciembre en América Latina y España es un día donde se realizan bromas o sucesos jocosos. Por otra parte, a tan sólo tres días de terminar el año la gente hace balances. Intentaré hacer balance, aunque no sea muy inocente.

En los primeros meses del año se votó el presupuesto departamental en la Junta. El FA no acompañó este presupuesto principalmente por la vaguedad de los rubros, la poca precisión de cuáles serían las metas con el dinero invertido y el monto excesivo destinado a salarios de cargos gerenciales (en este caso la creación de todas las subdirecciones) en comparación con la escasa remuneración del resto de funcionarios/as. Recientemente el Tribunal de Cuentas observó a la Intendencia porque gastó dinero en nombre de algunos Municipios, lo que va en contra de la ley de Descentralización. Ojalá fuera broma.

En abril vinieron las inundaciones por la crecida más grande que se recuerda del río San José. Apareció lo mejor de nuestra ciudadanía, la solidaridad por todos lados, las ganas de DAR. Apareció también el clientelismo y las manipulaciones de políticos con la necesidad de la gente. Ojalá fuera una broma.

En el marco nacional aún no hemos logrado reglamentar la Ley de medios, discutida y controvertida; una ley por la que Uruguay ha sido felicitado por organizaciones internacionales como la UNESCO. Mientras tanto, seguimos permitiendo que canales privados emitan telenovelas donde se vulneran derechos de niñas al casarlas precozmente y se confunden las discusiones cuando se intenta cuestionar. No quiero ser inocente.

En los últimos meses del año tuvimos un Consejo de Ministros en Ecilda Paullier. Una vez más se hizo efectivo esto del gobierno de cercanía que impulsa el Frente Amplio. Sin embargo, algunos anuncios realizados en ese día no fueron de buen recibo para algunas personas. Para muestra basta el botón del local de ASSE de Libertad que se cede al MIDES y donde existe una voluntad manifiesta de concederlo a la organización que hace años viene incumpliendo con compromisos asumidos para las personas con discapacidad en esa localidad. No quisiera ser inocente.

Y vaya si fue un tema por esos mismos días el retiro de la Escollera de Cufré. Esa misma que se construyó en los años `90 a toda máquina antes que saliera la ley de impactos medioambientales, que quedó a medias según el proyecto original, pero en la que se gastó todo el dinero; que le quitó arena a las playas de Colonia. Aún así, hay personas que defienden la necesidad de esa escollera por el `desarrollo del balneario´. No quiero ser inocente.

Finalizamos el año con una discusión importante en la Junta sobre las “Declaratorias de Interés Departamental” que exonera, a las empresas que obtienen ese estatus, de importantes contribuciones y tributos. El FA no acompañó dos “Declaraciones”. En un caso porque el beneficio para el departamento de una de las empresas no se entendió de la envergadura para lograr la distinción. En el otro, porque no se habían completado de forma correcta los pasos previos establecidos. El FA quedó en minoría en la votación. Las declaraciones salieron adelante pese a estas irregularidades. No es una broma.

El 2016 ha sido un año intenso, con mucha discusión desde todos los lugares. Lo que dicen que dice la opinión pública casi siempre muestra la queja ante las políticas nacionales y poca queja a la política departamental. La confrontación acalorada, por momentos agresiva parece ser la tendencia del momento. Se confronta primero, se piensa después. Y en este ámbito político a las mujeres no se nos suele escuchar ¿Será que no damos la talla agresiva para ser escuchadas? Pienso en las colegas edilas en la Junta o en otros espacios internos dentro del FA.

El 2017 nos espera con grandes desafíos. Aprender a escuchar y debatir sin gritar. Dejar de hacer un poco el circo político y aprovechar más el tiempo. Seguir siendo estrictos con el rol de la Junta y que sea respetada como espacio democrático que tiene su razón de ser como contralor del ejecutivo departamental.

Desde esa lógica nos disponemos a comenzar el próximo año. Ojalá se cumplan algunas de estas cosas. No somos inocentes: queremos aportar desde otras miradas a la política local.

Edila Ana Gabriela Fernández. Frente Amplio – Casa Grande. Actriz egresada de la EMAD y Educadora Social. Doctoranda en estudios de Género en la Universidad de Oviedo. Docente e investigadora en el Programa Género y Cultura de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).