Advierten que pico récord en liquidación de tambos está desmantelando al campo

El productor y gremialista rural maragato Andrés Camy (foto) advirtió que la liquidación de tambos es “impresionante” y que la producción familiar se viene desmantelando a causa de la falta de rentabilidad en el sector.

Camy -actual titular de la Sociedad de Criadores de Normando y ex-presidente de la Asociación Rural de San José (ARSJ)- reconoció que es “impresionante” el número de tambos que vienen cerrando y sus productores dejando el campo, debido a la falta de rentabilidad y las dificultades que hoy conlleva la labor agropecuaria.

Basta ver las carteleras de los escritorios rurales para ver hoy hay un pico récord de liquidaciones de tambos, además también sabemos de muchos otros productores que están esperando que se acomode un poco más el negocio para poder dejar la actividad. Cada vez hay menos gente viviendo en el campo y menos incentivo para hacerlo, y más preocupa porque se ha dejado de lado lo más importante que es la gente que está detrás de las vacas, de la producción de granos, del tambo. La lechería está desmantelándose, se está concentrando en los tambos de mayor escala y hay un sufrimiento en la producción familiar”; dijo a Primera Hora.

En ese sentido, Camy atribuyó el fenómeno a los altos costos de producción que hoy tiene el agro, y en particular la lechería, que “están golpeando en el corazón de la producción nacional” haciendo -en ese aspecto- perder competitividad a nuestro país. “Por ejemplo, en Uruguay el 3% del valor del precio de la leche implica al costo del combustible, cuando en otros países de producción lechera intensiva es de un 1% o 1,5%. Capaz que en ese 1, 2 o 3% está la rentabilidad del productor y la diferencia de poder continuar o no. Tenemos un problema interno de estructura de costos que hace que esto se vuelva cada vez más inviable, por lo que hay que plantearse una estructura de país mucho más competitivo y con menos costos de producción, porque hoy está todo globalizado y Uruguay depende exclusivamente de lo que pueda exportar.”; explicó.

ALTERNATIVAS

Frente a este panorama, el productor maragato pidió considerar algunas alternativas para mejorar la competitividad del país basada en el sector agropecuario, buscando cambiar su posicionamiento.

Está la posibilidad de importar combustible para abaratar la producción, cuando sabemos que el gasoil -un insumo totalmente imprescindible en la actividad agropecuaria- está hasta un 60% más barato en la región. Bajar un 1% o 2% ese costo en el valor de la leche puede significar la rentabilidad del establecimiento. Además, hay que analizar la posibilidad de créditos con tasas preferenciales para la producción a largo plazo, como pasa en otros países. Tampoco hay que olvidar que en los últimos años ha habido una escalada de aumento continuo de impuestos y costos salariales, cosa que también hay que analizar para cambiar el posicionamiento del sector y así tratar de generar una mayor competitividad que lo haga viable a lo largo del tiempo”; explicó Camy.