Apicultores alertan sobre continuo abandono del rubro en San José

La cantidad de apicultores de San José viene en caída desde 2014 y el año pasado incluso superó la media nacional. Desde 2007 la baja ha sido del 26% y desde el sector se advierte que sin medidas el abandono de la actividad seguirá aumentando.

Según un informe elaborado por la Comisión Honoraria de Desarrollo Apícola (CHDA) -en base a datos del Registro Nacional de Propietarios de Colmenas de 2007 a enero de este año- 2016 en San José el año pasado fueron registrados 145 productores apícolas, número que marca una baja de 3% con respecto a 2015 (eran 149) y del 26% desde el año 2007 a la fecha. Mientras tanto que a nivel nacional hay 3071 apicultores, lo que marca una caída del 3% con respecto al año anterior (en 2015 eran 3165) y de un 24% desde el año 2007 a la fecha.

En contrapartida, en materia de cantidad de colmenas declaradas si bien a nivel nacional las 587.512 existentes en 2016 representan una caída del 0,3% con respecto al año anterior, también indican que desde el 2007 el número de las mismas se ha incrementado en un 14%. A nivel local, el año pasado se registraron 50.857 colmenas, lo que muestra una baja de 1% con respecto al año anterior (51.484) pero un aumento del 35% frente a la situación en 2007 (37.810).

El apicultor josefino -y ex-directivo de la Sociedad Apícola Uruguaya (SAU)- José Luis Maya advirtió que estas cifras reflejan el difícil momento que atraviesa el sector, y por el cual los productores vienen abandonando la actividad.

El productor que deja la apicultura le va a vender las colmenas a otro, de ahí que cada vez sean menos los productores y las colmenas se mantengan. Los que están dejando al sector son los apicultores chicos y medianos, los que tienen 100 o 200 colmenas, porque frente a los problemas económicos y sanitarios que tenemos no hemos recibido mayor ayuda. Basta con entrar en ‘Mercado Libre’ para ver las cientos de colmenas que se están vendiendo”; dijo a Primera Hora.

CAÍDA LIBRE

A los reiterados reclamos por el impacto de los agroquímicos utilizados por otros rubros agropecuarios, Maya sumó el “fuerte endeudamiento” que viene afectado al sector producto de los bajos precios que reciben y el aumento de los costos de producción.

Tenemos un sector totalmente endeudado, la contaminación hizo que los precios se vinieran abajo y hoy vendemos la miel a US$ 1,90 cuando para producir un kilo se necesitan US$ 2. Hay productores que están vendiendo el kilo de miel a poco menos de $50 mientras que un kilo de azúcar para alimentar las colmenas cuesta entre $ 30 y $ 40. Hace casi 10 años que la miel está valiendo entre $ 50 y $ 60 mientras que los costos de producción y de vida han subido. Así la apicultura dejó de ser atractiva”; explicó.

Según Maya,los datos del informe reflejan una tendencia “preocupante” que apunta a la desaparición del productor . “Si no hay medidas acá lo que va a pasar es que cada vez van a ser menos los apicultores, porque cada vez es más difícil seguir adelante”; auguró.