Bancada del Frente Amplio ratifica apoyo al préstamo tras analizar informe del TCR

El Frente Amplio (FA) confirmó anoche que dará sus votos para que el intendente José Luis Falero pida el duodécimo del BROU. La bancada ratificó la postura tras analizar el informe del Tribunal de Cuentas y hoy dará sus argumentos en conferencia de prensa.

La bancada del FA se reunió anoche en la sede de calle Espínola para tratar el informe del Tribunal de Cuentas de la República (TCR) sobre el préstamo que prevé solicitar el Ejecutivo al BROU. La bancada decidió mantener en reserva los detalles de la resolución hasta esta tarde cuando se concrete una conferencia de prensa.

Más allá del hermetismo sobre el asunto, Primera Hora pudo saber que el FA mantendrá la postura inicial y dará sus votos para que Falero pueda pedir el préstamo. Según se informó, en la reunión de anoche no se planteó la posibilidad de revisar la postura inicial, más allá de algunos reparos planteados la semana pasada por algunos dirigentes. En lo previo, se señaló que el informe del TCR contenía aspectos que confirman la inquietud sobre la situación financiera de la comuna. Cabe recordar que al dar sus votos para el préstamo en la sesión de la Junta del 20 de setiembre, la izquierda advirtió que sin el crédito peligraba la cadena de pagos e incluso el pago de los aguinaldos de los funcionarios a fin de año.

Los votos del FA son vitales para que la ISJ pueda acceder al crédito, ya que Alianza no acompaña al Sumate.

La anuencia de la Junta fue dada “ad-referéndum” del Tribunal de Cuentas. De hecho, el informe del organismo remarca que su dictamen debe ser previo al pronunciamiento final del legislativo, por lo que el plenario deberá ratificar la aprobación del préstamo. La Junta sería convocada esta semana para tratar el asunto. El oficialismo manejaba la idea de laudar el tema ayer lunes, pero debió esperar, ya que la bancada del FA optó por analizar el informe del TCR. En estas horas, los coordinadores del FA comunicarán la decisión al Sumate.

El informe del Tribunal de Cuentas establece que la Intendencia deberá incrementar recursos o abatir gastos en el monto del endeudamiento que se contraiga a efectos de no aumentar el déficit acumulado. El monto máximo de la línea de crédito a utilizar ascendería aproximadamente a US$ 1.970.984 ($ 59.500.000) y se generarían intereses de hasta $ 9.300.000 anuales.