Campings operaron a menos del 50% de su capacidad durante Turismo

Las primeras evaluaciones, finalizada una nueva Semana de Turismo muestran que en San José la afluencia de turistas en los diferentes destinos que se ofrecieron en estos días tuvo sus variaciones, pasando por rubros que bajaron en comparación con el año pasado, y otros que trabajaron casi al tope de su capacidad.

La Semana de Turismo mostró dos escenarios bien distintos, y un tercero que como todos los años resulta difícil de cuantificar. Haciendo referencia rápidamente a este último, que se centra en las barras que suelen acampar en campos, cercano a cursos de agua, vale destacar que si bien es probablemente el tipo de turismo más frecuentado en estos días, resulta prácticamente imposible medir la cantidad de personas que formaron parte del mismo. En lo que concierne al turismo cuantificable, el lado positivo de la semana en el departamento de San José estuvo por el lado de las estancias turísticas y las posadas de campo.

Por el lado de lo negativo, los balnearios y especialmente los camping registraron niveles muy bajos de afluencia sobre todo en comparación con el año pasado y más atrás también. Referente a las estancias, el Director de Turismo de la ISJ Eduardo Rapetti señaló que las Sierras de Mahoma como destino turístico tuvo un comportamiento especialmente bueno, mostrando un marcado repunte con respecto a otros años. Según contó, allí la posada se mantuvo toda la semana con una ocupación superior al 90%. Este mismo panorama se observó en estancias como Don Joaquín o Finca Piedra.

Operadores turísticos de los balnearios Cufré y Kiyú aseguraron que se trató de un Turismo sumamente bajo en afluencia de público. Una opción que suele ser la más utilizada durante las vacaciones son los campings. Cabe recordar que la semana había comenzado baja, debido al mal estado del tiempo (domingo y lunes había llovido) pero se esperaba que con el correr de los días, especialmente con la llegada del jueves, más gente saliera de los trabajos y se volcara por los campings. Esto al final no sucedió, o al menos no en el grado que se esperaba. Desde el jueves y durante todo el fin de semana ambos camping (Kiyú y Cufré) tuvieron una ocupación que no llegó al 50%, aspecto que se vio reflejado en las ventas que pudieron lograr los comerciantes de la zona.

SEMANA CON ALTIBAJOS

En diálogo con Primera Hora, Rapetti señaló que “algunos operadores trabajaron muy bien, otros no, hay altibajos con algunos rubros. En general anduvo bien, hay cierto optimismo con los números, pero obviamente que para algunos no fue tan buena”. Referente al pasaje de turistas recordó que “hay dos o tres estaciones de servicio con las que tuvimos contacto que trabajaron muy bien, pero ahí también cuentan los turistas que están de paso”.