Colectivos destacan avances pero denuncian que aún hay “violencia y discriminación”

La marcha dio inicio minutos antes de las 20 horas y partió como estaba previsto desde el cruce de avenida Herrera y 25 de Mayo. Cruzó por el centro de la ciudad y finalizó en el escenario armado en 25 de Mayo y Manuel D. Rodríguez. En el lugar se realizaron distintos números artísticos y referentes de la red LGBTIQ+ de San José, colectivo que organizó la movida, dieron lectura a la proclama de la Primer Marcha de la Diversidad local.

En la misma se puso énfasis en la unión como sociedad y recordaron que la movida surge exactamente un año después de la primera actividad, como fue “San José Sale del Clóset”. Dedicaron la marcha “a la memoria de la lucha colectiva por la diversidad, generada en Uruguay desde hace décadas por personas valientes, que en un contexto totalmente en contra, alzaron la bandera, pusieron sus cuerpos en resistencia y se unieron con otres para dar vida al movimiento social y político por los derechos de la diversidad”.

Otro de los aspectos destacados en la proclama fue la puesta en prioridad “de la lucha por la vida digna de las personas trans, que sistemáticamente vivimos con la discriminación que nos lleva a la marginalidad, a sufrir la violencia social y en riesgo constante de nuestras vidas. Uruguay es ejemplo con la Ley Trans, pero aún queda mucho para construir desde la sociedad donde las personas trans seguimos siendo objeto de violencia, pobreza y marginación.

Las personas trans seguimos muriendo en manos de la transfobia, en homicidios y suicidios que duelen en el alma pero poco parece importarle a la sociedad”.