San José, Viernes 21 de Noviembre del 2014, 14:46


Contaminación en la cuenca del río Santa Lucía
20.07.2013 | Hoy se reconoce que el derecho al agua, es un derecho humano indisolublemente asociado entre otros derechos a la salud. El derecho al agua sólo comprende los usos domésticos.
Mario Sierra Navia

Si bien no hay Tratados específicos sobre el derecho de acceso al agua, se comprende que este derecho está reconocido en varios Tratados, por ejemplo el Pacto Internacional de derechos económicos, sociales y culturales. La Convención sobre los derechos del niño, etc.

En nuestro país, hoy día, el acceso y el uso del agua para las necesidades básicas de la vida, tienen rango constitucional (“todos los habitantes de la República tienen derecho a ser protegidos” en su goce, art. 7º de la Constitución Nacional).

El Estado tiene la obligación de garantizar ese derecho. Por un decreto de setiembre de 2004, la competencia para la protección de ese derecho fue distribuida entre: el Poder Ejecutivo, la Unidad reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea), el M.T.O.P, el M.S.P, el M.G.A.P, M.V.O.T. M.A, O.S.E. y gobiernos departamentales. Siendo uno de los pocos países que en su constitución reconoce el uso y el acceso al agua potable como un derecho humano fundamental y habiendo tantos organismos públicos a quienes de diferente manera se les concedió la custodia de ese derecho fundamental, igual se produjo la contaminación del río San Lucía.
Importancia de la cuenca. La cuenca: 1) abarca una superficie de 13433 km2. 2) de ella se abastece de agua potable el 60% de la población nacional (más de 1.950.000 personas).

Téngase en cuenta que la ciudad de San José tiene su propia fuente de abastecimiento. 3) en su territorio sólo habita el 12% de la población nacional, por lo que de ella puede decirse que se “exporta agua” para casi el 50% del resto de la población uruguaya. 4) comprende la zona de mayor concentración demográfica rural del país.

La contaminación. De un informe presentado por la DINAMA se desprende que: 1) en el río Santa Lucía se vierten por día 42.600 metros cúbicos -42,6 millones de litros- de efluentes generados por las industrias de la zona. 2) Las industrias – en su mayoría frigoríficos, curtiembres y lácteos -, las plantas de tratamiento de efluentes domésticos, los tambos y feedlots (corrales donde los animales reciben el alimento en comederos), son los principales generadores de contaminación sobre la cuenca del Río Santa Lucía. Según el titular de la DINAMA el uso de agroquímicos en una cuenca de abastecimiento de agua potable es otro de los problemas a enfrentar. El mayor volumen de efluentes a la cuenca del río Santa Lucía proviene de las plantas de tratamiento de aguas residuales domésticas, que representan cerca del 60% del total de los 42,6 millones de litros generados por día. Con 8.400 metros cúbicos diarios (8,4 millones), le siguien los frigoríficos, siendo otro de los principales focos. Le siguen la industria láctea y el cuero. (San José tiene su planta de tratamiento para efluentes). La Udelar en un informe sobre este tema advirtió que el problema “persistirá a futuro, aunque las medidas de mitigación que se proponen sea exitosas en reducir la llegada de (P) fósforo a las aguas”, asegurando que “la mayoría de los vertidos puntuales no cumplen con la normativa vigente”. Luis Aubriot, doctor en biología e investigador de la Facultad de Ciencias, aseguró que la potabilización del agua en Uruguay podría resultar cada vez más costosa en la medida que no se realice un plan de gestión para evitar que los nutrientes de las “algas” (es decir, los fertilizantes y restos orgánicos) lleguen a los acuíferos. Admitió también que la misma realidad se ha verificado en zonas del río Uruguay y del Río Negro, y también en lagos, por ejemplo en Carrasco, en las cercanías del Parque Miramar.

Lo que está conteciendo con la Cuenca del río Santa Lucía es una prueba de que no se ha encontrado la armonía entre el “Uruguay natural” y el “uruguay productivo”. Se está comprometiendo para el futuro el abastecimiento de agua potable a más de 1.950.000 compatriotas. Como toda contaminación para su mitigación (con la contaminación ambiental no hay reversión) se generarán significativos gastos (pasivo ambiental) que recaerá sobre la sociedad. La población a quien se le debía garantizar ese derecho debe afrontar los costos. Por último como manifestó un integrante del gabinete Ministerial: “no tenemos plan B”.



 No hay comentarios
Deje su opinión
Ingrese su nombre:
Escriba su comentario:
Nota:
Solicitamos que sus comentarios no sean muy extensos y estén referidos al tópico. Primera Hora no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Primera Hora se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes y/o discriminatorios.


NAVEGACIÓN » SUBIR | HOME COMPARTIR EN FACEBOOK




| Contáctenos | Noticias RSS | PRIMERA HORA - San José, Uruguay. Todos los derechos reservados