Dejando el corazón en el corazón del país

El candombe volvió a latir intensamente en el corazón del país trayendo gratas noticias para San José. El pasado fin de semana la 28ª edición de las “Llamadas de Durazno” deparó otra gran figuración para la “Cuerda de la Explanada” (clasificó 6º entre 26 participantes) y unas cuantas “Menciones Especiales”. 

Además de comparsas del anfitrión Durazno y San José, también desfilaron otras provenientes de Río Negro, Maldonado, Canelones, Tacuarembó, Flores, Paysandú y Colonia. Las protagonistas fueron un total de 26 y la gran noticia para los maragatos es otra gran figuración para la “Cuerda de la Explanada”: quedó 6º y de nuevo muy cerca (a 31 puntos) de conseguir la clasificación a las Llamadas de Montevideo de 2018 (en la pasada edición se ubicó 5º).

El regreso a la ciudad no fue únicamente con la satisfacción de haber estado definiendo por segundo año consecutivo sino con unas cuantas “Menciones Especiales”: la de “Mejor Mama Vieja” fue para Miriam Rodríguez; la de “Mejor Bailarín” la compartieron Carlos Rodríguez y Rafael Martínez y la de “Figura Destacada” fue para Pedro Ferreira.

Las distinciones para nuestro candombe no terminan ahí porque Omar Sosa de “La Josefina” fue premiado como “Mejor Gramillero”.

LONJAS DE ACÁ

Los fallos de la 28ª entrega de las “Llamadas del Interior” se conocieron con el sol asomando en el horizonte: el domingo -sobre las 6:30- se revelaron las puntuaciones que determinaron la consagración de “La Simona” de Fray Bentos con 513 unidades, seguida de la trinitaria “Nyimbo” con 505 y la duraznense “Uráfrica” con 503 (las que  ganaron el pasaporte para desfilar en los barrios Sur y Palermo el año próximo).

Este año las representantes departamentales fueron tres: “La Cuerda de la Explanada” que se ubicó 6ª con 472 puntos, “La Josefina” que quedó 16ª con 370 y “Lumbó” que terminó 19ª con 353.