Denuncia de carrera de galgos en San José derivó en proyecto que prohíbe la actividad

Una denuncia vinculada a carreras de perros en San José derivó en la presentación de un proyecto de ley que prohíbe la actividad en Uruguay. El diputado suplente Gastón Cossia tomó la iniciativa luego de plantear el tema en la Comisión de Tenencia Responsable.

 

El diputado nacionalista Gastón Cossia decidió presentar el proyecto de ley la semana pasada, luego de denunciar ante la Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (Cotriba) a fines de junio la realización de una actividad en el canódromo “Cronos” ubicado en Estación González, en el departamento de San José. El diputado -veterinario de profesión- no quedó conforme con la respuesta que le dio el organismo y decidió recurrir a la vía legislativa para prohibir estas actividades en el país. El evento se promocionó por las redes sociales y llevó a que el representante hiciera el planteo formal y lo argumentara desde el punto de vista legal. En la exposición de motivos del proyecto de ley, Cossia alude a la denuncia. Cotriba respondió que los organizadores de espectáculos en que se utilicen animales deberán informar de la realización de cada evento en un plazo no inferior a cinco días hábiles y deberán respetar los protocolos y procedimientos que aseguren el bienestar animal. El representante entiende que la comisión debió parar las carreras por ser una actividad ilegal, en lugar de avalarlas mediante reglamentación. Confirmó que como la Cotriba no tuvo en cuenta la denuncia sobre la actividad en San José, decidió impulsar un proyecto de ley.
Cossia dijo que la reglamentación no es solución porque implica aceptar las carreras.
“La ausencia de acciones por parte de la Cotriba son suficientes para demostrar la actitud prescindente y tolerante que ha adoptado esta comisión. La indiferencia ante el incumplimiento sistemático de las normas vigentes solo se justifica por una actitud cómplice que busca encauzar y regularizar actividades ilegales y violatorias del derecho imperante”, señala el texto de la exposición de motivos.
El proyecto de ley está a estudio de la Comisión especial de Tenencia Responsable de la Cámara de Representantes. Prohíbe las carreras de perros en todo el país, tanto en espectáculos públicos como privados y con cualquier fin (comercial, recreativo o deportivo). Establece la facultad de confiscar animales, aplicar sanciones y clausurar instalaciones. En el proyecto, Cossia sostiene que las carreras de perros “son una actividad que se desarrolla de forma ilegal y tiene un componente brutal de competencia y apuestas ilegales”.
Agrega que los animales se exponen a accidentes, no existen controles antidoping, “siendo común el abuso de sustancias estimulantes para que corran más rápido”. También advierte sobre un sistema de apuestas “al margen de la ley”.

En la Junta. El tema llegó a la Junta Departamental de San José en la última sesión, a partir de un planteo de la edila Mirta Serena del Frente Amplio. La dirigente basó su intervención en la propuesta de Cossia y derivó el asunto a la Comisión de Higiene, Salud y Medio Ambiente para que la asesora haga un seguimiento. La idea es que la Junta convoque a los actores involucrados en la actividad y sus controles: organizadores de las carreras, Intendencia, Jefatura y Casinos del Estado.

“Galgueros” piden reglamentar carreras. Los “galgueros” discrepan con el proyecto de ley de Cossia y se inclinan por reglamentar la actividad. Leonardo Del Río, organizador de carreras en San José de Mayo y delegado en la Comisión de Tenencia Responsable (Cotriba), dijo a Primera Hora que con la denuncia del diputado comenzó un trabajo para reglamentar la actividad. Aseguró que la ley de tenencia “ampara” la realización de las carreras. “No están prohibidas y estamos trabajando en la regulación”, afirmó. Explicó que hoy en día se exige que la cancha esté en condiciones y que el traslado de los animales se realice en jaulas seguras y protegidas. Agregó que la carreras cuentan con permiso de la Intendencia y hay un veterinario disponible para el seguimiento de los animales.
Reconoció que se realizan apuestas para costear la preparación de las instalaciones y los aspectos sanitarios de los galgos. Del Río aseguró que hay “un vacío legal” sobre el tema y confirmó que en la próxima actividad se contratará a un rematador para que sea responsable de las apuestas y canalice los aportes que corresponden al Estado. Esta decisión se tomó como salida momentánea hasta que la actividad cuente con una regulación por parte de Casinos.
Sobre las denuncias de doping, el promotor dijo que a nivel de la Cotriba se formó un equipo que se encargará de los controles.
“No hay nada que esconder. Tratamos de cumplir con la ley, queremos que sea un deporte digno. No queremos que nos discriminen y nos juzguen”, afirmó. Aclaró que la actividad tiene unos 14 años e insistió con la idea de reglamentarla.
En San José hay tres canódromos ubicados en Estación González, ruta 3 y camino a Polímeros y en el motódromo José Franqui, pasando Picada de Varela.