Denuncian “desprolijidades” de ISJ en mantenimiento vial de Juncal

Un vecino de Camino a Juncal (al que se ingresa por el kmt. 83,5 de Ruta 3) denuncia que “desprolijidades” en el trabajo que el personal de Obras de la ISJ realiza en el mantenimiento del camino están afectando su campo.

Desde hace siete meses, Eduardo Pall -productor rural de 72 años- viene “sufriendo” las consecuencias del trabajo de mantenimiento de los caminos rurales que la ISJ usualmente lleva adelante. Su campo, el establecimiento “Don Eduardo” de 12 hectáreas, se encuentra a tres kmts de Ruta 3, prácticamente bordea el camino y ha venido denunciando que el personal del Departamento de Obras de la ISJ encargado del mantenimiento del mismo, usualmente arroja la tierra sobrante sobre los alambrados del predio con el consiguiente perjuicio.

“Este es un campo chico. Ahí, a lo largo de 800 mts. contra la carretera, cada vez que vienen las máquinas tiran la tierra arriba del alambrado y prácticamente lo tienen destrozado. Ahora se nos están pudriendo y hacerlos a nuevo nos cuesta unos US$ 4.000, para un productor chico, de una ‘chacrita’ como esta, eso es un mucho dinero. Incluso habíamos corrido el alambrado un metro para adentro o sea que ya perdí un metro del campo, pero esto tiene que parar porque sino al final me terminaré quedando sin terreno”; narró indignado a Primera Hora.

Según Pall sus reclamos ante la propia repartición no tuvieron efecto, por lo que llevó su planteo ante la propia secretaría del ISJ corriendo la misma suerte.

Asimismo, Pall acotó que hace 23 años que los vecinos de la zona vienen reclamando -sin respuesta- por mantenimiento para otro camino secundario, el que se vuelve intransitable cada vez que llueve. “Como no nos prestan atención terminamos llevando nosotros -en camioneta o en carro- los escombros para poder tapar los pozos y así poder entrar”; señaló.

Olvidados

El productor reconoció que no encuentra una explicación a esta situación y no ocultó su malestar con la actitud de la Comuna.

“El intendente nos abandonó. No sabemos si la ISJ no quiere arreglar las cosas de la zona o qué pasa, pero lo cierto es que acá no prestan atención. Este camino se une con la Ruta 1, así que si será transitado, por eso es necesario tenerlo en buen estado; pero parece que están en contra de la gente de campo porque eso de tirar la tierra arriba del alambrado es una desprolijidad”; opinó Pall.