Descentralización: un proceso de profundización democrática…

En el primer encuentro en este espacio, queremos hacer énfasis en un tema que hemos venido trabajando y que creemos de vital importancia para el desarrollo del país. En este espacio vamos a insistir y aportar en temas relacionados a la descentralización, participación ciudadana e interinstitucionalidad.
La Constitución Nacional de 1996 asumió, como una de sus innovaciones más relevantes, la jerarquización de la descentralización como una herramienta para promover el desarrollo del país en su conjunto.
La descentralización es una estrategia política para la transformación democrática del Estado. Es un sistema de reformas institucionales y políticas que apuntan a la mayor representación de los territorios, la redistribución de poder, recursos y competencias, y el fortalecimiento de capacidades, buscando del desarrollo local y territorial. Avances en esta dirección son resultado de proyectos y convicciones políticas que se han impulsado desde el gobierno del Frente Amplio.
Una de las vías en que la descentralización ha tenido lugar ha sido la transferencia de recursos desde el Gobierno Nacional a los Gobiernos Departamentales, otra fue la habilitación a crear Gobiernos Locales electivos (Municipios).
Como lo hemos dicho en otras ocasiones, las transferencias económicas del Gobierno Nacional a los Gobiernos Departamentales, por diversos conceptos, han venido creciendo y se prevé sigan incrementándose a lo largo del tiempo, a la vez que se complementan con otras iniciativas, acciones y programas que vinculan al Gobierno Nacional con los Gobiernos Subnacionales (departamentales y municipales).
Las Intendencias y los Municipios, dentro de este escenario, han asumido y vienen desempeñando un papel relevante en el desarrollo de sus territorios y comunidades, procurando satisfacer las demandas y las necesidades de su población y realizando importantes esfuerzos en materia de la gestión del territorio. En la articulación municipal se han fortalecimiento coaliciones de actores territoriales, orientadas al desarrollo y que contribuyen con el proceso de descentralización. Este proceso permite facilitar espacios de diálogo que promueva el fortalecimiento de vínculos entre los distintos actores, aportando al intercambio de conocimiento y experiencias que favorezcan la construcción de agendas consensuadas entre los diferentes actores. Un claro ejemplo de la articulación de actores territoriales es el Programa Municipio Saludable, desarrollado en la ciudad de Libertad.
Esa experiencia nos indica que la descentralización es el camino y el instrumento idóneo para el desarrollo porque permite obtener una mayor eficiencia en el uso de los recursos y acercar la toma de decisiones a los destinatarios y a los beneficiarios directos. Por este motivo, desde el Gobierno Nacional, a través de diversos Ministerios, en conjunto con los Gobiernos Departamentales y Municipales, debería trabajarse en iniciativas y propuestas dirigidas a impulsar un desarrollo territorial inclusivo en todo el país, siendo los actores locales los que definan y construyan sus agendas.
Para lograr que los Gobiernos Departamentales y Municipales, en conjunto con los actores locales, definan su propia agenda, es necesario que modernicen su gestión de acuerdo a las responsabilidades crecientes que vienen asumiendo. Por lo tanto es necesario que se definan compromisos de gestión que puedan medirse mediante indicadores claros, para poder medir los impactos de la política pública.
Sabemos que en 2016, los cuatro Municipios del Departamento de San José firmaron compromisos de gestión. En la actualidad, el Director de Descentralización de la IDSJ, Dr. Sebastián Ferrero, está trabajando en conjunto con los Consejos Municipales para generar nuevos compromisos de gestión, los cuales deben ser remitidos a la OPP para que ésta le haga un seguimiento. En esta área se viene trabajando bien, pero entendemos que se debe promover mayores niveles de autonomía en la toma de decisiones económicas en la ejecución de los recursos por parte de los Municipios.
Compromisos de gestión como los de Libertad, donde el Municipio se comprometió a realizar las guías que permiten definir en que se utilizan los recursos económicos, contribuyen al proceso de desarrollo, porque el obstáculo, quizás el más significativo, ha sido que todo el proceso se ha orientado a gestionar recursos provenientes de otros proyectos que se han adaptado al territorio, pretendiendo gestionar cambios productivos, sanitarios, sociales e institucionales que den paso a nuevas dinámicas de desarrollo, dejando poco espacio para la elaboración de la agenda local. Eso se da, entre otras cosas, debido a que no pueden definir cómo gestionar los recursos económicos locales.
Aquí tienen espacio de trabajo los Municipios y aquellos que definen el diseño institucional.
Javier Gutiérrez
Edil Departamental
Licenciado en Ciencia Política – UDELAR