Empleados locales de Motociclo esperan con desazón novedades sobre su futuro

La situación de la empresa Motociclo mantiene en vilo a los casi 300 trabajadores que tiene la firma entre sus 18 sucursales en el país, entre ellas la de nuestra ciudad capital, luego de que se confirmara que la firma -que mantiene una deuda de más de US$ 36,7 millones- se presentará a concurso de acreedores y no descarta su cierre.

En la pasada jornada estaba previsto que representantes de la firma se reunieran con el Director Nacional de Trabajo, Jorge Mesa, y luego con dirigentes del sindicato de la empresa para analizar la situación; pero finalmente no concurrieron. Sin embargo, desde la Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios (Fuecys) se informó que previo a esa instancia, la empresa envió un comunicado interno a sus trabajadores comunicándoles que se presentará a concurso de acreedores.

Según Fuecys, la empresa no adeuda obligaciones salariales pero ya ha emitido cheques sin fondos y perdido varios proveedores por falta de pago, lo que la ha llevado a perder stock e incluso a cerrar algunas sucursales. Asimismo, si bien la empresa había manifestado que avanzaba en las negociaciones para su venta, el sindicato descubrió que “en ningún momento” hubo interesados en comprar Motociclo.

Ante esta situación, Fuecys solicitó -en carácter de urgente- una nueva reunión con el MTSS y la empresa para el próximo martes 4 de setiembre a las 13 horas para analizar la situación y el futuro de los trabajadores.

En la sucursal local se respira un clima de desazón. Hoy solo quedan tres empleados en el local maragato que supo llegar a contar con más de una decena de funcionarios en sus cerca de 15 años de labor en el medio. Como lo reconocieron, en las últimas semanas solo se dedican a “abrir y esperar” novedades sobre su situación.

“La empresa ya canceló los vales, la cadena de pago está cortada. Casi que no tenemos para vender, no hay mercadería y al no tener oferta tampoco tenemos demanda. Si no aparece alguien que quiera comprar la empresa, no vemos que haya una solución. Vamos a seguir abriendo, esperando que alguien nos diga que va a pasar con nosotros”; dijo uno de los trabajadores a Primera Hora.