Falero anuncia unificación de oficinas de Tránsito en el Parque para mejorar controles

El Intendente José Luis Falero anunció anoche en la Junta Departamental que unificará todas las dependencias de la Dirección de Tránsito en el Parque Rodó, lo que permitirá mejorar los controles en los exámenes para acceder a la licencia de conducir.

Falero concurrió anoche al legislativo para responder el llamado a sala del Frente Amplio por tres temas: la emisión de licencias de conducir mediante procedimientos fraudulentos, la estafa a comerciantes mediante llamadas telefónicas y los problemas en el alumbrado público tras el recambio a tecnología LED. Al momento de votar el llamado, el intendente ya estaba en la Junta, junto a buena parte del gabinete. Estuvo acompañado por la secretaria general Ana Bentaberri, los directores Marcos Reyes (Tránsito), Yarwynn Silveira (Gestión Ambiental y Salud), Ana Quevedo (Administración), Gustavo Bares (Paseos Públicos) y el asesor legal y subdirector de Administración, Pablo Pucheu.

Los motivos de la convocatoria fueron dados en el inicio de la sesión por el coordinador del FA, Pablo García, quien planteó preocupación por “los caminos para evitar” maniobras fraudulentas en el futuro con las licencias de conducir. En su primera intervención, el jefe comunal dijo que optó por concurrir de inmediato para dar respuestas al tratarse de “temas muy sensibles para la sociedad”. El intendente ratificó detalles dados a los medios de comunicación la semana pasada, luego de que se confirmara el procesamiento con prisión de tres funcionarios de la Dirección de Tránsito de la Intendencia que recibían coimas para facilitar la aprobación de las libretas. Informó que en octubre la comuna de Canelones se contactó con San José para ponerlo al tanto de la investigación y la posible participación de inspectores locales. “Nos pusimos a la orden para dar información a la Fiscalía”, afirmó, al detallar el envío de nueve expedientes. Reveló que además de los tres procesados, otros dos funcionarios declararon en la Justicia pero “no se encontraron anomalías y retornaron al trabajo”. Confirmó que se instruyó una investigación administrativa y sumarios. Bentaberri aclaró que los expedientes en cuestión “no tienen anomalías administrativas” en cuanto a los requisitos, por lo que la investigación pondrá “la lupa en el procedimiento personal de cada funcionario”. Las libretas en cuestión podrían ser dadas de baja si se confirman irregularidades y aclaró que “lo que pasará con esas personas (los titulares de las licencias) dependerá de la Justicia”.

Falero habló de las medidas que tomará la ISJ para evitar que estas maniobras se repitan. Destacó que con la puesta en funcionamiento del permiso único nacional (implementado hace algo más de un mes) se logró dar “más garantías”, a partir de un examen teórico on-line que supone “un menor manejo humano”. Por otra parte, el intendente dijo que los controles en el examen práctico se intensificarán con un cambio previsto en Tránsito. La Intendencia lanzó un llamado a licitación para que la dirección funcione íntegramente en el Parque Rodó, donde actualmente está la Escuela de Tránsito y se realizan las pruebas del práctico. La tarea administrativa y los exámenes (prácticos y teóricos) se harán en un mismo lugar, ya que todas las instalaciones serán reubicadas.