Formas de hacer

La actividad política es difícil, dura y muchas veces ingrata. “¡No sabes en lo que te metes!” Alertaron varias voces cuando comenzamos la actividad en la Junta hace dos años. La verdad que no, no sabíamos en lo que nos metíamos y como tengo muy fresca la visión antes de estar dentro, pienso que la población en general no sabe sobre la gran mayoría de las actividades ni de las formas de trabajo en la Junta. Me propongo en estas líneas contar algunas de las prácticas políticas que hemos intentando impulsar con diferentes resultados y la mayoría de las veces con poco éxito.

La banca en la Junta ha sido compartida por tres de las cuatro personas que integramos la primera línea que salió electa. Es así que participamos: Eliana Pascual, Adriana Viña y Ana Gabriela Fernández para poder cubrir todas las instancias de trabajo como son las sesiones ordinarias, extraordinarias y las tres Comisiones Asesoras que tenemos asignadas: Legislación y asuntos laborales; Derechos Humanos, educación y cultura y Área Metropolitana. Esta participación no es sencilla en la práctica, porque como dijéramos en la columna anterior, el reglamento de la Junta es mezquino a la hora de ampliar la participación y por eso insistimos desde el primer día en reformarlo. Requiere además una buena dosis de coordinación interna que es el ejercicio más interesante.

Además de las reuniones formales y obligatorias que implica el edilato, nuestra presencia en la bancada del Frente Amplio ha sido continua y comprometida. La responsabilidad se traduce en los aportes para pensar en conjunto con los demás compañeros y compañeras del FA. En este punto queremos mencionar que este año no hemos podido hacernos cargo de la tarea de coordinación de bancada que tocaba a Casa Grande junto con el sublema 901001 ya que ninguna de las tres edilas tenemos la disponibilidad de tiempo para realizar la tarea de manera responsable y con la demanda de horas que implica. Somos trabajadoras en distintas áreas que no podemos ni queremos prescindir de nuestro trabajo remunerado.

En diferentes espacios hemos realizado aportes para la revitalización y el adecuado uso de los espacios públicos de todo el departamento, por ejemplo, el Parque Rodó de San José o la construcción del estadio baby fútbol, hemos marcado nuestra preocupación por los espacios públicos en Ciudad del Plata. Desde el principio de la legislatura estuvimos promoviendo la creación de la bancada femenina, los diferentes temas que se han tratado en ese espacio de trabajo entre el FA y el PN y la construcción de las mujeres como sujetos políticos con los mismos derechos, obligaciones y respeto a nuestra persona. Pero, además, una mirada transversal de los asuntos de género en todas las medidas que toma el legislativo o sugerencias al ejecutivo, ya que las políticas públicas no son neutras Hemos presentado proyectos de decreto departamentales en temas de salud como la reducción del consumo excesivo de la sal, venta de alimentos para celíacos y estamos trabajando con las disposiciones para la obtención del carné de manipulación de alimentos. Hemos insistido en los llamados a concurso para la ocupación de cargos en la Intendencia y espacialmente en lo que refiere a las disciplinas artísticas luego de saber de algunas irregularidades. Propusimos y se logró la anuencia de toda la Junta para que un tramo de la ruta 1 vieja se llame Mattos Rodríguez. Las propuestas en materia de tránsito han sido varias y permanentes preocupados por los datos de siniestralidad que muestra el departamento.

No estamos solamente en la Junta y no trabajamos solas. Hay un grupo importante de compañeros y compañeras que aportan a nuestro trabajo y también integrados a diferentes espacios del Frente Amplio en San José. Casa Grande tiene presencia en la Mesa Política y en el Plenario Departamental, hemos aportado documentos de trabajo, discusión y hay presencia casagrandista en varias comisiones y temas del FA: finanzas, asuntos sociales, género, comunicación, rendición de cuentas, salud, medioambiente. Nuestra asistencia a las reuniones de agrupación de gobierno ha sido constante.

En lo nacional intentamos estar en todas las instancias de trabajo de Casa Grande y los círculos de trabajo que se han formado como son: el círculo verde, círculo educación, círculo de la reforma constitucional, círculo de diversidad y círculo feminista. Creemos que el debate y la formación por el intercambio enriquecen a toda la fuerza política. Como parte de ese debate y formación hemos realizado en este tiempo diversas charlas en San José con personas especialistas para aportar a la reflexión.

No es suficiente. Son solamente algunas poquitas cosas en medio de una agenda cargada por intenciones de toda índole. Es algo así como estar en medio de un ciclón que va a toda prisa y somos apenas un soplido que quiere ayudar a direccionar el viento. No sabíamos en lo que nos metíamos, no. Pero cada vez que las fuerzas merman y que nos cuestionamos si vale la pena, pensamos que las acciones políticas tienen consecuencias en todas nosotras y es mentira que podamos estar ajenas a la política. Todos y todas, en alguna medida hacemos política cada vez que amanecemos, escuchamos una noticia o damos nuestra opinión.

Si no incides, otros deciden por ti.

(*) La autora es edila del Frente Amplio – Casa Grande. Actriz egresada de la EMAD y Educadora Social. Doctoranda en estudios de Género en la Universidad de Oviedo. Docente e investigadora en el Programa Género y Cultura de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).