Inaler espera que apertura de mercado japonés genere más trabajo tras ausencia kosher

Esta semana, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Enzo Benech, anunció que Japón envió a nuestro país la documentación que certifica la habilitación de 16 frigoríficos uruguayos para iniciar la exportación de carne vacuna a aquel país.

Desde el Frigorífico Inaler dicho anunció se recibió como “una muy buena noticia”, según reconoció el presidente de su sindicato (Sofrim) Alvaro Silva, ya que -si bien no está incluido entre los habilitados- se espera recibir mayor producción derivada de otra planta del Grupo Marfrig, propietaria de Inaler, que trabajará para el mercado nipón.

“Esta habilitación nos repercute y para bien. De Marfrig solo fue auditado el Frigorífico Tacuarembó, por lo que indirectamente si éste comienza a venderle carne a Japón, esperamos que pueda llegar más trabajo a nuestra planta. Tacuarembó solo haría el trabajo para ese mercado y al no poder seguir con otras producciones, estas tendrían que venir a los otras plantas del grupo en Colonia, Salto y San José”; explicó a Primera Hora.

Por otra parte, el trabajo indirecto que sumaría las exportaciones a Japón serán bienvenidas para consolidar una labor que por el momento se encuentra medianamente  “estable”; tras la prolongada ausencia de las dotaciones israelíes (kosher) que son sus principales clientes.

“La última dotación kosher se fue en abril del año pasado y ya no volvieron más. Debido a esto y a que la región está complicada con precios más bajos en Argentina, Brasil y Paraguay, acá se siente el impacto. Nos venimos aguantando igual con una producción estable, en febrero va a ser con un nivel de faena de 550 animales de lunes a viernes”; afirmó el dirigente.

Actualmente, el frigorífico maragato cuenta con unos 600 trabajadores.