Generalizada preocupación en sector lácteo tras conocerse drástica medida de Brasil

La noticia de que Brasil cortaba por “tiempo indeterminado” la importación de lácteos desde Uruguay llegó justo cuando en la Intendencia, José Luis Falero recibía a representantes de las Federación Láctea que se estaban entrevistando con el Intendente por la posible reapertura de la planta de La Boyada que perteneció a Schreiber Food. Al salir de la reunión con Falero, Carlos Cachón, dirigente de la Federación que se acababa de enterar de la noticia, visiblemente sorprendido dijo: “esto nos da una crisis importante, no sólo para los trabajadores sino también para los productores”.

Calificó la situación como “muy compleja” y dijo que el sector en los últimos años ha perdido unos 1.200 puestos de trabajo. “Esto de Brasil es una alerta muy grande” dijo el dirigente sindical. A su vez el presidente de la Asociación Rural de San José, César Zunino dijo que para Uruguay la medida brasileña “va a ser muy desfavorable” y aseguró que en las próximas horas se estarían reuniendo la mesa de gremiales lecheras para evaluar el tema. La medida se conoce a horas de iniciarse en San José la Exposición Internacional de Ganado Lechero. Brasil es uno de los principales compradores de leche en polvo uruguaya.

 

DESDE BRASIL

La comunicación del ministro de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento (MAPA) de Brasil, Blairo Maggi, señala que su país “suspendió las licencias de importación” de productos lácteos de Uruguay. Añade que la medida estará vigente “hasta que Uruguay consiga mostrar que 100% de la leche que importamos es de origen uruguayo”, en alusión a una acusación de que los exportadores uruguayos triangulan el producto. Brasil es uno de los principales destinos de los lácteos uruguayos.