Guardavidas comenzaron la temporada con intenso trabajo

Cuando prácticamente se está por cumplir las tres primeras semanas de la temporada estival, los guardavidas han tenido nutrida actividad en las playas del departamento.

Según datos del Servicio de Guardavidas de la ISJ, desde el inicio de la temporada estival a la fecha seis personas han sido rescatadas de las aguas.

El caso más llamativo ocurrió en Playa Pascual, donde los guardavidas efectuaron un rescate doble. Allí, una niña de 13 años fue arrastrada por la corriente en una zona de espigones no habilitada para baño, por lo que un joven de 22 en un kayak acudió a auxiliarla. Este perdió el dominio de la embarcación, dándose vuelta, y al no saber nadar -y tragar agua- perdió el conocimiento. Llegados al lugar, los guardavidas del área logran rescatar a la niña sana y salva, y luego al joven, quién fue retirado inconsciente y luego estabilizado por una emergencia médica para su traslado a un nosocomio en observación.

En el balneario Kiyú, en la zona del Parador Chico, los bañeros debieron intervenir para socorrer a dos niñas que fueron arrastradas por corrientes laterales hacia una zona más profunda, en tanto que en Cufré la intervención se dio con un hombre que se adentró nadando a más de 150 mts. de la costa para alcanzar una pelota; no pudiendo regresar por sus propios medios producto del cansancio por el esfuerzo, por lo que debió ser rescatado.

Por último en Picada de Varela, un veraneante de 50 años que se transportaba en un kayak sufrió un desvanecimiento, quedando “colgado” con parte de su cuerpo dentro del agua. Los guardavidas lograron trasladarlo a una zona segura, estabilizándolo hasta que recuperó la conciencia.