GUERRA CIVIL, con invitados

Mientras usted lee este espacio de opinión sepa que en SIRIA en este momento, viven cerca de 14 millones de personas, dentro de los cuales 6 millones son niños. De esos 6 millones de niños, hay 2 millones que ya no asisten a la Escuela. De esa población que aún vive en SIRIA en estado de desesperación, queda un 30% con acceso directo al agua potable. Se estiman unos 500.000 muertos, y estamos asistiendo al éxodo más dramático que recuerde la historia reciente, con casi 5 millones de personas desplazadas (la población entera del Uruguay y más), conforme indica la documentación que hemos podido estudiar y que se encuentra publicada por Ali Al-Za’tari, Coordinador residente de las Naciones Unidas y representante residente de la PNUD (www.humanitarianresponse.info). Bashar Háfez AL-ASAD, médico oftalmólogo de profesión es el actual presidente de Siria desde el año 2000. Sucedió en el poder a su padre,  Háfez AL-ASAD, quien gobernó SIRIA desde el año 1979. La simple sumatoria da, que los “AL ASAD” están en el poder en Siria hace 46 años. El origen de lo que a nuestro juicio es una suerte de esbozo de TERCERA GUERRA MUNDIAL velada, protagonizada por las potencias mundiales, pero tercerizada en el pueblo de Siria, tuvo su origen en el año 2011, en el marco de la primavera árabe donde las redes sociales y -Facebook en especial- jugaron un rol decisivo. En ese marco de agitación, un grupo de adolescentes pintaron en el muro de una Escuela, consignas revolucionarias, que iban en consonancia con la ola que venía volteando regímenes como el Tunecino, el de Mubarak en Egipto o de Gadafi en Libia, entre varios otros. La respuesta de la policía del presidente Bashar AL ASAD sobre estos jóvenes fue brutal generando olas de protesta y de levantamiento armado progresivo de la población civil Siria en contra del gobierno de AL ASAD. En 2012, los enfrentamientos llegaron hasta la capital de Siria, Damasco y la segunda ciudad del país –Alepo-, degenerando además en una guerra civil sectaria enfrentando a la mayoría SUNITA del país contra los CHIITAS ALAUITAS, la rama musulmana a la que pertenece BASHAR AL ASAD. A nuestro juicio, este es un detalle que inyecta y amalgama conflicto bélico con religión, y a partir del cual se genera una escalada de violencia mayúscula, apoyada y fomentada por los titiriteros del mundo: por un lado EE.UU junto a su nuevo mejor socio –el Reino Unido de Theresa MAY- sumado a otros países Europeos y Arabia Saudita + Qatar entre varios más, que sustancialmente están en contra de Bashar AL ASAD. Por otra parte, el presidente Sirio es apoyado por IRAN, RUSIA y CHINA –países que también alimentan esta guerra- y que están del otro lado del ring. ¿Por qué le importa a IRAN lo que pasa en Siria? Irán es la nación islámica más grande del mundo. El gobierno Sirio está dominado por los alauitas, una rama de los chiitas, afines al posicionamiento étnico religioso de Irán. Lo último que quiere Irán es una Siria dominada por los sunitas (rebeldes contra AL ASAD), en especial porque dentro de los países que respaldan a parte de los rebeldes se encuentra – además de los americanos y los europeos- Qatar y Arabia Saudita, rivales directos de Irán en el Golfo Pérsico. Perder Siria, significa además para Irán, perder el mayor canal que tiene la milicia chiita Hezbollah en Líbano, ruta a través de la cual Irán puede condicionar a Israel con misiles de corto alcance. ¿Por qué le importa a RUSIA lo que pasa en Siria? Rusia es uno de los mayores proveedores de armas a las fuerzas oficiales de Bashar AL ASAD y ayudó en la reconquista de la ciudad de ALEPO (que Bashar AL ASAD había perdido) en diciembre de 2016. Entre varios negocios más, Rusia tiene una instalación naval en el puerto Sirio de Tartus lo que le da acceso directo al Mediterráneo y en términos futbolísticos le pone una marca personal a EE.UU. China por otra parte tiene intereses de índole más comercial en Siria, pero su defensa de Bashar AL ASAD es más liviana, hace pocos días el presidente Chino comía torta de chocolate en la Casa Blanca mientras TRUMP tiraba la “madre de todas las bombas” en Siria, y Rusia le recordaba a TRUMP que tiene al “padre de todas las bombas”, salió en todos los titulares. En suma, hay una variedad de grupos rebeldes peleando contra BASHAR AL ASAD –dentro de los cuales hay un convidado de piedra, El Estado Islámico (E.I)- razón por la cual los Kurdos y otros grupos rebeldes apoyados por las potencias occidentales referidas, pelean contra el gobierno Sirio y contra el E.I, en dos frentes a la vez. Mientras tanto Rusia, Irán y China ayudan al régimen Sirio. En suma, todos tienen intereses económicos, y estratégicos en Siria, todos, menos los niños que se están muriendo todos los días, ya sea por el gas sarín de Bashar AL ASAD, o por los bombazos de TRUMP. Están las fotos.

 

(El autor es Director de Desarrollo de la Intendencia de San José)