Higiene explora aplicar ley de faltas en caso de mal uso de la volqueta

La Dirección de Gestión Ambiental elevará un caso reciente al Área Jurídica de la ISJ para evaluar si corresponde derivarlo a la Justicia, a través de la Ley de Faltas. Se trata de un vecino que el viernes pasado trasladó un árbol en un camión y lo depositó fuera de la volqueta que está en el parquizado del Mallada. La dependencia cuenta con una filmación del hecho. De concretarse, sería el primer caso que la comuna derivaría a la Justicia por este tipo de infracciones.

A su vez, según informa esta mañana Primera Hora, se está considerando comenzar a multar directamente a aquellos vecinos que no cumplan con las disposiciones en la eliminación de los residuos dentro de los contenedores. Hasta el momento, la Intendencia notifica a los ciudadanos que incumplen con la normativa vigente y hacen un mal uso de los contenedores, pero sin aplicar la multa.

Cambio de estrategia

La idea es pasar a la sanción económica en forma directa para tratar de cambiar la conducta de quienes hacen un uso indebido de las unidades.  El decreto sobre limpieza y residuos vigente desde 2012 establece una primera multa de cuatro unidades reajustables (3.784 pesos uruguayos). La segunda y siguientes infracciones se sancionarán con el valor que resulte de multiplicar el monto de las cuatro UR por la cantidad de infracciones cometidas hasta un máximo de 350 UR.

La Dirección tiene identificados los puntos críticos: se trata de la zona comprendida por Oribe, Ciganda, Lavalleja y Manuel D. Rodríguez, las inmediaciones del club de niños Pequeño Pony en el barrio Picada de las Tunas, Pelossi desde el boulevard Aparicio Saravia hasta Zudáñez, ruta 3 entre Dela Hanty y Leandro Gómez (contenedor ubicado frente al complejo de viviendas militares) y 25 de mayo y Canaro, entre otras. En estos lugares son permanentes las intervenciones de los dos equipos asignados por Higiene para el relevamiento y la limpieza de la periferia de los contenedores, donde se arrojan restos de podas, escombros, colchones y electrodomésticos.