Identidad cultural

En 1871 el antropólogo Tylor daba un concepto de Cultura que mantiene su vigencia: “… es ese todo complejo que incluye el conocimiento, las creencias, el arte, la moral, el derecho, las costumbres y cualesquiera otros hábitos y capacidades adquiridos por el hombre en cuanto miembro de una sociedad”.

Cualquier texto moderno de Sociología nos enseña que la Cultura le proporciona al ser humano los elementos que le permiten sobrevivir. Así de claro. Algunos lo explican diciendo que la persona humana es el animal más indefenso y débil. Solamente la socialización de su comunidad, que le enseña su Cultura, lo vuelve capaz de adaptarse a las condiciones geográficas, climáticas, etc. en las que le toque vivir. Esto, más allá de la evolución de la civilización humana, sigue siendo esencialmente cierto.

Hace pocos días se inauguró en el Espacio Cultural de San José la muestra colectiva de más de 30 artistas plásticos de todo el Departamento: Buenos Días San José. Allí podrán ver, amigos lectores, cómo esos artistas han plasmado a través de una obra por ellos elegida, su perspectiva de la identidad Josefina. Podrán ver intervenciones, fotos, retratos y pinturas en diversas técnicas… Con ello, nos transmiten valores y formas de sentir representativos de nuestra sociedad.

El lunes pasado, se firmó en Ciudad del Plata un convenio de padrinazgo por el que una empresa privada brindará apoyo a la Orquesta Sinfónica Juvenil, un proyecto conjunto de la Fundación Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles del Uruguay y la Dirección General de Cultura de la Intendencia de San José. A través de este proyecto, de claro objetivo descentralizador y que tiene algo más de tres años de funcionamiento, un centenar de jóvenes de esa zona del Departamento, han logrado un pequeño gran cambio en su vida. No porque ahora “tocan un instrumento”, sino porque ha crecido su autoestima y tienen la satisfacción de pertenecer a un grupo que une a decenas de familias de Ciudad del Plata y representa al Departamento. En este corto periplo del proyecto, hay cuatro niños que gracias a su capacidad y su tesón, aspiran a ingresar a la Orquesta del SODRE.

Dentro de un par de meses, comenzará un nuevo ciclo de Viernes Acústicos: la música de tu lugar. De este modo, nuevas expresiones del talento de nuestro Departamento, tendrán la oportunidad de grabar sus temas en un formato de alta calidad y difundir sus canciones por diversas vías. Participarán, como en el pasado y exitoso ciclo 2016 (el canal de YouTube de Viernes Acústicos en pocos meses ha superado las 12.000 visualizaciones), grupos y solistas de todas las zonas de San José, de los más diversos estilos. Apuntando a un producto de excelencia, a la misma vez se les apoya y fomenta para que logren hacer valer sus derechos como músicos, creadores e intérpretes.

Estas y otras actividades culturales –como la temporada del Teatro Macció, los cursos de la Casa de la Cultura, los talleres diversos por todo San José, etc.- se llevan adelante con una filosofía de apertura y buscando asociaciones inteligentes con diversos actores privados. Gracias a Dios, nuestro departamento cuenta no sólo con mucho talento artístico en sus diversas expresiones, sino también con varias organizaciones que trabajan fomentando y difundiendo la Cultura en una tarea complementaria e imprescindible.

Pero como repasamos más arriba, la Cultura abarca aspectos muy diversos de lo que convierte a un grupo de personas en una colectividad particular. Los valores, las normas (desde las más formales a las costumbres cotidianas), las formas de pensar y de sentir, se generan y se expresan desde varios lugares. En este sentido, el pensamiento global del siglo XXI presenta desafíos. Por lo contradictorio, por lo falto de sentido común (común: compartido). Hay que rejuvenecer los principios que siempre nos han enorgullecido y, simultáneamente, no podemos resignarnos a caminar por veredas con excremento de mascotas cuyos dueños no se hacen cargo, a no poder dormir porque algunos pocos deciden salir a hacer ruido con sus motos a altas horas de la noche…

En ese contexto, la preocupación por el razonamiento, el lenguaje e incluso la matemática que estructuran el pensamiento, son vitales para formar una comunidad de bases sólidas. Las familias, los clubes, las escuelas y liceos, son lugares en los que se cultiva la Cultura. Por todo ello, debemos seguir apostando a potenciar la Cultura del deporte, la Cultura del trabajo, la Cultura democrática republicana…

La Cultura es una construcción colectiva. Apostemos a lograr entre todos recuperar y reforzar nuestra Identidad Cultural. Con ganas, esfuerzo e imaginación, se puede. Y vale la pena.

 

El autor es Sub Director de Cultura de la Intendencia