Industria láctea deja conflicto en “standby” a la espera de negociación con empresas

La Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (FTIL) decidió levantar las medidas de lucha que desde esta jornada estaban previstas en las industrias del sector, tras confirmarse para mañana -a la hora 10- una nueva instancia de los Consejo de Salarios con participación de las empresas. La medida fue adoptada luego de que una negociación del Ministerio de Trabajo (MTSS) realizada el pasado viernes terminara con la decisión de la Cámara de la Industria Láctea (CILU) de retomar la negociación.

“Las medidas quedaron todas en standby a la espera de la negociación del día martes, en la que aparentemente, según se nos dijo el Director de Trabajo, se estaría presentando la CILU”; confirmó a Primera Hora el dirigente de la FTIL Enrique Méndez.

Desde este lunes el sindicato preveía comenzar a trabajar a reglamento en las industrias sin mayores dificultades económicas y asambleas de 1 hora en todas las empresas. En el caso de San José, estas medidas afectarán a las plantas de Cerealín (San José de Mayo), Bonprole (Libertad), Lactosan (kmt.61 de Ruta 1) y Ecomel (Ecilda Paullier); que se sumarían así a las plantas de Conaprole Nº8 de Rodríguez y Nº11 de Rincón del Pino en donde ya se vienen llevando a cabo estas acciones.

Dichas medidas fueron resueltas por la FTIL debido a la ausencia de la CILU a las últimas convocatorias de los Consejos de Salarios del sector. Desde la gremial se entiende que la postura de las empresas se debe a presiones ejercidas por Conaprole, debido al conflicto existente en la misma.

Méndez también fue claro en señalar que si las empresas no comparecen mañana, las medidas programadas se reactivarán “de inmediato”.

Por otra parte, aclaró que en el caso de Conaprole se mantendrán las medidas de lucha. “Son temas y conflictos totalmente distintos. El de Conaprole no es de carácter salarial, mientras que acá están en juego los Consejos de Salarios de todo un sector”; argumentó. Su sindicato decidió entrar en conflicto y trabajar a reglamento debido a la falta de acuerdo en una serie de reclamos referidos a la antigüedad, régimen de descansos, recategorizaciones y reducción de la jornada laboral.