INFORME: Nueva tasa de salubridad provoca suba de planilla de contribución superior al IPC

El viernes pasado venció la primera cuota de la contribución inmobiliaria urbana. Este año hubo un cambio en la planilla del tributo. Hasta 2016 aparecían salubridad y alumbrado juntas, en una misma tasa, pero desde este ejercicio fueron separadas. Alumbrado pasó a la factura de UTE y se cobra mensualmente con valores de 150 o 240 pesos según la zona, mientras que salubridad sigue en el recibo de la contribución que tiene siete vencimientos.

La misma se calcula en base al 16 por mil de los valores reales de los inmuebles siempre que se preste recolección de residuos domiciliarios. Asimismo, se incrementa un 25% si cuenta con ese servicio y barrido y puede aumentarse hasta en otro 25% en caso de que se agreguen nuevos servicios complementarios con carácter permanente, según el decreto aprobado el año pasado cuando se separaron las tasas.

Cabe recordar que el criterio utilizado por la Intendencia fue observado por el Tribunal de Cuentas porque los montos se calculan en base a los valores de los inmuebles, lo que no guarda equivalencia con el costo del servicio.
Si bien hasta el momento la mayoría de los reclamos están asociados a la tasa de alumbrado, también hay vecinos que se quejan por el impacto que tuvo la nueva tasa de salubridad en el recibo de la contribución. La preocupación radica en que si bien el tributo aumentó este año por Índice de Precios al Consumo (en el entorno del 8,9%), el monto global de la planilla de contribución es superior a raíz de la nueva tasa.

De hecho, siete de nueve padrones de la ciudad de San José analizados por Primera Hora en base a recibos muestran una variación por encima del IPC en el monto por salubridad comparado con la tasa anterior (salubridad y alumbrado juntas) y en el global a pagar.

Uno de los casos corresponde a un contribuyente del centro que se acercó a la redacción de PH para plantear su situación. Este vecino pagó el año pasado 2.155 pesos por tasa de alumbrado y salubridad y ahora tiene 2.934 pesos sólo por salubridad. La variación es del 36%. El monto total de la planilla pasó a 3.203 a 3.745, un 17% más. El mismo vecino presentó un segundo recibo donde se pasa de 968 a 1.318 pesos, un 36% más por concepto de salubridad y de 1.469 a 1.837 en el global, un 25% más con respecto a 2016.

En un padrón del barrio Garibaldi la diferencia también fue de un 36% (293 y 398 pesos) al cotejar los números de las tasas y de un 24% de incremento al tomar los totales (466 en 2016 y 580 este año). Otro caso del centro muestra un aumento de un 18% al comparar la tasa de 2016 con la nueva (738 y 873 pesos).  Dos padrones de la zona de la plaza 4 de octubre también vieron incrementado el monto. Uno pasó de 1.223 pesos por cuota de alumbrado y salubridad a 1.448 sólo de salubridad. El otro varió de 994 a 1.176, subiendo un 18% en ambos casos.

En tanto, un inmueble del barrio Cementerio que había abonado 2.503 en una cuota de 2016 por la tasa eliminada, ahora pagó 3.407 por salubridad, un 36% más. En general, el recibo del año pasado era de 3.746 por cuota y el que corresponde a este ejercicio fue de 4.691, un 25% más.  En dos de los padrones analizados no hubo un aumento por encima de la inflación. Uno refiere a un inmueble del barrio Las Palmas y el otro a la zona de la Junta Departamental. En ambos la variación fue del 9% en las tasas y el monto global del recibo.
El promedio de los nueve casos marca un aumento del 24% al comparar las tasas y de un 17% en el total de la planilla de contribución.


Barrido eleva el monto de salubridad

La oficina de ingresos territoriales de la Intendencia recibió quejas de los vecinos al constatar que el aumento en el global de la planilla de contribución era superior al IPC.
Una de las explicaciones dadas refiere a que en el centro se cobra barrido, por el que se aplica un 25% más con respecto al monto base de salubridad. Asimismo, se informó que con la anterior tasa -vigente hasta 2016- el pago era inferior al que correspondía y ahora se actualizó.
En su momento, el Departamento de Hacienda de la Intendencia argumentó en la Comisión de Presupuesto de la Junta que el gasto anual de los servicios de salubridad y alumbrado era de 220 millones de pesos y la recaudación no superaba los 55 millones.
Según el presupuesto quinquenal, la ISJ espera recaudar en 2017 unos 51 millones de pesos por salubridad y 93 millones por alumbrado.

 


Desembolso por tasas se incrementa con alumbrado

Algunos contribuyentes también hicieron notar que siguen pagando más a pesar de que la tasa de alumbrado ya no está en la planilla de la contribución urbana y pasó a la factura de UTE. Si se toma en cuenta lo que pagan los contribuyentes de los nueve padrones analizados por las tasas de referencia, alumbrado y salubridad (ahora separadas), el desembolso global en el ejercicio 2017 marca un aumento de un 63% promedio con respecto a la tasa única que se cobraba hasta 2016.
Para el cálculo se tomó el monto anual de la tasa en 2016 y se la comparó con salubridad de este ejercicio, sumándole 1.800 (150 por 12 meses) o 2.880 pesos (240 por 12) que corresponden a alumbrado. La conversión a valores anuales fue necesaria porque la contribución tiene siete vencimientos y el alumbrado doce.
En el caso del vecino que se acercó a PH, pasó de pagar 15.085 a 23.418 pesos por año, un 55% más. En el otro caso que presentó este contribuyente la variación es de 78% (6.776 y 12.106). Con este criterio unificador de egresos, los dos padrones de la zona de plaza 4 de octubre registran un aumento en tasas de 39% (8.561 y 11.936) y 44% (6.958 y 10.032). En el caso del barrio Garibaldi es de más del doble (2.051 y 4.586) en el año. Otros padrones del centro varían entre un 40% (pagaban 9.149 pesos en 2016 por la tasa única y ahora el desembolso será de 12.848) y un 74% (5.166 y 8.991).
En el inmueble del barrio Cementerio varía un 46% (17.521 a 25.649) y en el del barrio Las Palmas un 70% (2.940 y 5.006).

(Producción periodística y redacción Wilman Reyes)

 

También ver