ISJ admite que reglamentación “poco clara” dificulta control de ladrilleros

La situación de los ladrilleros es uno de los puntos sensibles comprendidos dentro del Plan Local de Ordenamiento Territorial (PLOT) previsto para la ciudad de San José y que en su informe ambiental advierte sobre las diversas afectaciones en los cursos de agua y sus entornos por la cercana localización de esta actividad productiva.

No obstante, si bien el PLOT propone un plazo de tres a cinco años para el retiro de aquellas actividades “incompatibles” porque afectan la calidad de vida de la población,  desde la ISJ se confirmó este sector productivo no estará comprendido por dicha medida.

En diálogo con Primera Hora, la responsable de Ordenamiento Territorial de la ISJ, Arq. Silvia Lorente, reconoció que dadas las características de este rubro, la situación de los ladrilleros se considerará recién en el Plan Derivado de Manejo de las Llanuras de Inundación del río San José y sus afluentes anunciado en el PLOT como una acción posterior al mismo. “Hemos mantenido muchas reuniones con los ladrilleros y evidentemente no se quieren ir de esa zona. Es un tema que necesita un estudio más profundo, no es sacarlos simplemente, hay que ver -por ejemplo- a donde los podemos llevar, de donde podrán sacar tierra, son cosas a resolver”; explicó.

Dicho plan tiene por cometido crear “un paseo ribereño” y definir zonas de riesgo en función de la ocurrencia de inundaciones. Según estimó Lorente, en principio comenzará a ejecutarse el próximo año. Para ello, la ISJ firmará un convenio con el Mvotma, a la vez que de la impronta también formarán parte la Facultad de Ciencias, OSE, Dinama y Dinagua; entre otros organismos.

Lorente reconoció que actualmente “no hay una reglamentación clara” respecto a esta actividad, lo que dificulta el accionar sobre la misma. “El problema es que en algunos casos están muy pegados a viviendas, hay gente que se queja por el humo o por el tema de los caballos. Pero hoy no tenemos una reglamentación del todo clara respecto a esta actividad, hay algunas normativas no muy especificas. Alguna acción vamos a tomar, pero no va a haber una definición que diga que se van a tener que ir mañana o dentro de cinco años”; aclaró.