ISJ alerta por problemas de competitividad que afectan a la industria

Al cierre temporal de la automotriz Lifan y la venta de la semillera PGG Wrightson, el reciente anuncio de la autopartista Joyson Safety System (ex-Takata) sobre el envío de un centenar de trabajadores al Seguro de Paro, terminó por encender la alerta en el Gobierno Departamental sobre la situación del sector industrial.

En diálogo con Primera Hora, el subdirector de la Dirección de Desarrollo, Francisco Zunino, reconoció que el panorama del sector industrial es “preocupante” y no descartó que se agrave si no hay un cambio de fondo. “Es una situación que se viene dando en todo el país y San José no es ajeno, acá las industrias tienen los mismos problemas. Pasa a nivel de las industrias, del comercio, de las pymes, acá se ha ido perdiendo competitividad. Hoy hay empresas instaladas en San José que piensan ir a invertir a Paraguay porque encuentran mejores condiciones para hacerlo. Si esto no cambia, hay que pensar que la situación puede agravarse”; indicó.

Zunino aseguró que si bien la ISJ siempre está dispuesta a articular medidas de apoyo a los emprendimientos, se trata de un “tema nacional” cuya solución pasa por bajar los costos productivos.

“Hay políticas macroeconómicas del país que son las que hov están influyendo en la competitividad de las empresas. Uruguay tiene que tener un cambio en materia de costos -tanto a nivel fiscal como de las matrices productivas y demás- para volver a la competitividad, porque de lo contrario esto se volverá aún más difícil. En nuestro país se han perdido casi 60 mil empleos en estos últimos tiempos, por eso tenemos que volver a tener costos verdaderamente competitivos y que permitan desarrollar las distintas actividades económicas de manera eficiente”; señaló el jerarca.

La próxima semana comenzarán las negociaciones entre la autopartista JSS y su sindicato, luego de que la dirección de la empresa anunciara su intención de enviar al Seguro de Paro a un número considerable (se maneja un centenar) de sus operarios. Según informó a Primera Hora el dirigente sindical Leonardo Peña, la medida se tomará producto de la pérdida de clientes que ha venido enfrentando la autopartista dedicada a la confección de sacos de airbags. Actualmente la empresa cuenta con 750 trabajadores.

(Foto: La Semana)