Primera Hora

ISJ corregirá alumbrado LED en puntos críticos con unas 500 lámparas especiales

La Intendencia y la empresa Inducción Magnética acordaron modificar el plan original de recambio de luminarias a tecnología LED para corregir los inconvenientes denunciados por vecinos de varios barrios de la capital departamental. Utilizarán otro modelo de artefacto.

La decisión se tomó luego de una reunión que el Ejecutivo mantuvo con la empresa Inducción Magnética el viernes pasado, luego de que la Dirección de Paseos Públicos recibiera la inquietud de vecinos preocupados por una merma en el alumbrado público a partir del recambio. La comuna y la firma resolvieron llevar adelante una replanificación y recurrir a otro modelo de artefacto para corregir los puntos “críticos”. El problema se originó en aquellas cuadras donde la distancia entre las columnas del alumbrado supera los 35 metros. Los técnicos de la empresa explicaron que la solución llegaría a través de una lámpara LED que ilumina “360 grados”, con menor fuerza en el piso pero mayor alcance. Esta modificación del plan original permitirá ampliar la luminosidad, confiaron las autoridades. De hecho, en los últimos días se hizo una prueba piloto en tres picos de calle 12 de octubre desde Charrúa hasta Misiones, en el barrio Capitán Manuel Artigas, con un resultado alentador, según el informe presentado ayer en conferencia de prensa.
Se estima que unos 100 artefactos ya colocados deben ser cambiados. No obstante, para cubrir la demanda de San José de Mayo y Libertad se requieren unos 500 equipos, el 11% del total de 4.331 lámparas que serán cambiadas con el Plan de Eficiencia Energética en ambas localidades.

La comuna anunció que importará los nuevos artefactos, los que serán colocados en aquellas zonas en donde se detecte que la luminosidad mermó. El proceso demandará unos 60 días. Las zonas con mayor problemática están en parte de los barrios Capitán Manuel Artigas, (detrás del estadio), Picada de las Tunas, Hipódromo y Roberto Mariano. También será necesario recurrir a las nuevas luminarias en los barrios María Julia y Aserradero de Libertad, donde el recambio comenzará en las próximas semanas. Si los inconvenientes persisten, Paseos Públicos evaluará la colocación de nuevos picos para disminuir la distancia entre las lámparas.

“Solución”. Falero aseguró que con los nuevos artefactos llegará “la solución definitiva”. Dijo que el cambio en las avenidas fue “muy favorable” y reconoció que hubo “un comportamiento diferente en la percepción de la luminosidad” en algunos barrios de la ciudad. “Pretendemos una mejora que nos brinde más seguridad y tranquilidad”, afirmó.
Aclaró que el contrato con la empresa preveía un monitoreo de la luminaria que se colocó. Desde el punto de vista del acuerdo económico alcanzado con la firma, el intendente estimó que no habrá un cambio sustancial aunque el repago podría extenderse “algún mes más”. El contrato firmado en junio establece una inversión de US$ 2.250.000 a pagar en 49 cuotas con el ahorro energético que se genere por el pasaje a tecnología LED.