ISJ mantendrá reubicación de bailes y no contemplará pedido de empresarios

La ISJ no dará marcha atrás en la reubicación de las salas bailables que funcionan en la zona de AFE, aunque podría ampliar el plazo previsto en el Plan de Ordenamiento Territorial (PLOT) para el traslado de los emprendimientos.

Integrantes del equipo que elaboró el PLOT confirmaron que no habrá marcha atrás en la decisión de reubicar las salas bailables que están en la zona de AFE. El Arq. Nicolás Roquero y el asesor Alexis Bonnahón concurrieron anoche a la Comisión de Ordenamiento Territorial de la Junta, en medio de un cruce entre vecinos y empresarios.

Los residentes del lugar aseguran que desde hace años enfrentan problemas por la presencia de estos emprendimientos y apoyan el traslado de los mismos. En tanto, los titulares de las salas piden que se les permita seguir trabajando en la zona, donde realizaron inversiones, y afirman que no tienen posibilidades económicas de trasladarse a otros puntos de la ciudad.

El plan establece un plazo de tres años para que las salas se reubiquen por tratarse de emprendimientos “incompatibles con la residencia”. Entre las opciones para el traslado están las zonas inundables, los predios asociados al arroyo Mallada desde la avenida José Pedro Varela a la ruta 3 y el enclave sur, en las inmediaciones del Camino de la Costa.

El equipo técnico ratificó la propuesta del plan y descartó la posibilidad de contemplar el reclamo de los empresarios. Roquero argumentó la decisión en que se generará “más lugar para vivienda” y se evitarán “vectores que generen problemas a los vecinos”. Aseguró que el punto está laudado. “(La reubicación) a esta altura está fuera de discusión”, señaló. No obstante, la ISJ está evaluando la posibilidad de modificar el plazo que tendrán las salas para trasladarse y llevarlo a cinco años como está fijado para los depósitos de las barracas.