ISJ piensa en plan piloto para dueños de terrenos en las zonas inundables

La ISJ buscará llevar adelante un plan piloto con el Ministerio de Vivienda para realojar a familias damnificadas por la creciente del río San José. Buscan asegurar que terrenos inundables pasen a la órbita de la comuna para evitar que sean ocupados nuevamente.

El equipo de ordenamiento territorial de la ISJ mantendrá un contacto con la Dirección Nacional de Vivienda para tratar de encaminar un plan piloto que permita reubicar a familias que habitualmente son evacuadas cuando crece el río San José. La ISJ mantendrá contactos con el MVOTMA para establecer las bases de un plan piloto dirigido en primera instancia a propietarios de inmuebles inundables. La idea es negociar con los vecinos para que cedan sus predios a la ISJ y, a cambio, accedan a una vivienda del plan. De esta forma, la comuna podrá tomar posesión del bien, derribar las construcciones y forestar. El objetivo es evitar que en el futuro otras familias ocupen esos predios.

El plan se canalizaría a través del programa de relocalización del MVOTMA que apunta a la población que reside en zonas inundables o contaminadas. La cartera está dispuesta a volcar recursos para reubicar a evacuados de San José, a través de un convenio con la ISJ que podría contemplar inicialmente a unas 30 familias. No obstante, la secretaría de Estado pone un par de condiciones. Por un lado, la comuna debe aportar las tierras para edificar. Por otra parte, se exige un proyecto que asegure que las áreas desocupadas no serán utilizadas nuevamente para residencia. Este punto es clave y el MVOTMA pide que las intendencias actúen como policía territorial.

En San José, en el año 2003, se dio solución a 50 familias desplazadas, a través de un complejo habitacional ubicado en el barrio Picada de las Tunas. Sin embargo, el plan no tuvo el impacto esperado porque sólo dos eran dueñas de los predios en las zonas inundables, donde permanecieron el resto de los propietarios.