ISJ seguirá reforzando alumbrado en barrios con problemas

La ISJ asegura que seguirá reforzando el alumbrado público en las zonas donde hay problemas tras el recambio a tecnología LED. Dicha operativa -que se inició en octubre del año 2016- generó preocupación en distintos puntos de la ciudad, donde los vecinos denunciaron una merma en la calidad del alumbrado. A esto hay que sumar que en este ejercicio comenzó a cobrarse la tasa de alumbrado, la que no debe aplicarse si no hay servicio en la zona.

Ante ello, la ISJ recurrió al empleo de lámparas de “360 grados” que tienen mayor alcance que las comunes y se vienen colocando en zonas donde las distancias entre las columnas es mayor a 35 metros. Sin embargo, en algunos lugares no fue suficiente y se decidió la instalación de nuevos picos cuando las columnas estén a una distancia mayor de 70 metros.

Ayer, tras la reunión del gabinete, Gustavo Bares, director de Paseos Públicos, dijo a Primera Hora que la ISJ seguirá trabajando en San José de Mayo con la colocación de picos para atender los casos en los que hay distancias importantes entre las columnas del alumbrado. Hasta el momento, se han colocado 230 nuevas apostaciones intermedias. La idea es avanzar especialmente en Picada de las Tunas, la zona de la cancha de San Lorenzo y el barrio de la Escuela de Policía. También hay solicitudes en Avda.Brasil y el barrio Colón. Está previsto superar los 500 nuevos picos en San José de Mayo, Libertad y Ecilda Paullier.

En tanto, se han instalado algo más de 300 lámparas “360” en la capital departamental. En San José de Mayo el recambio a LED llegó a unas 4300 luminarias. La tecnología permite un ahorro energético de un 60% comparado con el tradicional sistema de sodio.