Jóvenes maragatos reciben apoyo para producción ovina y capacitación en inseminación

Dos proyectos de jóvenes del sector agropecuario de San José fueron aprobados en el marco del Programa “Somos de acá, ideas jóvenes para del desarrollo rural”. Recibirán un monto cercano a los $ 200.000 para proyectos de producción ovina y capacitación en inseminación animal.

La iniciativa es impulsada por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), a través de la Dirección General de Desarrollo Rural, y el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), mediante el Instituto Nacional de la Juventud (INJU), apuntando a los jóvenes del sector agropecuario; con el objetivo de apoyarlos en proyectos que los arraiguen al medio rural, manteniendo su residencia en el campo.

Esta edición del programa, la cuarta, financiará con un total de $ 3,5 millones no reembolsables a 43 propuestas de 118 presentadas por grupos de jóvenes rurales de todo el país. Las mismas abarcan a 465 personas, de las cuales un 48% (226) son mujeres; y cada propuesta recibirá un monto máximo de $ 100.000. Las propuestas seleccionadas versan sobre diversas temáticas como producción agropecuaria; infraestructura; educación, capacitación y voluntariado juvenil; desarrollo artístico y comunicación; inserción laboral y emprendimientos no agropecuarios; promoción del cuidado de los recursos naturales; recreación, ocio y deporte, y tradicionalismo y promoción del asociativismo rural.

PROPUESTAS

Dos propuestas de grupos de San José fueron seleccionadas en esta impronta, las que recibirán casi $ 200.000 para la concreción de sus iniciativas.

Por un lado, “Eben-Ezer”, grupo de jóvenes de la ciudad de Rodríguez integrado por hermanos y primos, recibirá un apoyo de $ 94.000 para su proyecto de producción ovina tendiente a la conformación de una majada y posterior creación de una cabaña de la raza Texel.

“En un departamento lechero como San José, el rubro ovino tiene una proyección importante para su desarrollo, por eso queremos comenzar a trabajar para llegara una raza pura tanto para consumo, desarrollo genético y producción de carne y lana”; adelantó la referente del grupo Virginia Chape. Para ello, ya cuentan con un carnero y ovejas prontas para comenzar el cruzamiento que dará inicio al proyecto.

La restante impronta pertenece al grupo “Dejando Huella” conformado por una veintena de estudiantes de la Escuela Agraria de Raigón, y tiene por cometido concretar un curso de inseminación animal en dicho centro educativo.

“En la escuela aprendemos todo lo referido a la lechería pero no tenemos este tema, por eso la idea es hacer una capacitación para cubrir así un tema muy interesante de la producción agropecuaria y necesario para los que queremos trabajar en el campo con animales”; destacó a Primera Hora el referente grupal Santiago Quinteros.

El 4 de agosto, los delegados de los grupos seleccionados se reunirán en Montevideo para comenzar a definir el trabajo de pasaje de perfil a proyecto, para lo cual contarán con la orientación de referentes de la DGDR y el INJU; en tanto que en setiembre comenzará el desembolso del dinero por parte de ambos ministerios.