Junta analiza proyecto para prohibir uso de glifosato en arbolado y espacios verdes

La Comisión de Legislación de la Junta tiene a estudio un proyecto de decreto tendiente a prohibir la utilización de glifosato y otros herbicidas químicos en las tareas de arbolado y mantenimiento de espacios verdes que se cumplan en el departamento.

La iniciativa, que ingresó en la sesión del Legislativo del pasado lunes, es promovida por los ediles frenteamplistas Ana Gabriela Fernández, Javier Gutiérrez y Germán González.

El proyecto de decreto tiene por cometido prohibir la aplicación de glifosato y demás plaguicidas y herbicidas químicos en las tareas relativas al arbolado y mantenimiento de espacios verdes en el departamento de San José; tanto las realizadas bajo la órbita pública, como privada o por empresas contratadas. Tal disposición, según señala su articulado, comprenderá “tareas de desmalezamiento o desecación en los espacios verdes de uso público (plazas, jardines, parques, canteros, arbolados en calles, canchas deportivas, ramas, veredas, cementerios, etc.); entre otros”. También prohíbe la aplicación de glifosato y otros plaguicidas y herbicidas químicos “en jardines, viveros y zonas de uso privado a una distancia de 600 metros de escuelas, jardines de infantes y demás centros de estudio, cuidado y/o recreación para niños, niñas y adolescentes”.

En paralelo, también se prevé implementar “campañas de sensibilización” con el propósito de minimizar el uso de estos productos agroquímicos, promoviendo “medidas de desmalezamiento mecánicas o la utilización de productos de origen ecológico”; así como también brindar instancias de formación sobre el particular a los funcionarios de la Dirección de Parques y Jardines de la ISJ.

En la exposición de motivos del proyecto, entre otros puntos, los promotores de la iniciativa advierten que el uso de glifosato y otros tipos de herbicidas químicos, de manera habitual y sin los cuidados necesarios, “provocan efectos nocivos para la salud humana”; por lo que entiende “necesario y conveniente” su prohibición y control estricto. Por tanto, consideran “competencia y responsabilidad” del Gobierno Departamental, la protección de la salud de las personas y del medio ambiente.

La iniciativa pasó a estudio de la Comisión de Legislación.