Junta comienza a discutir prohibición de pasacalles

La Junta Departamental comenzará a estudiar el proyecto de decreto que prohíbe la colocación de pasacalles en los centros poblados. En la interna de los sectores hay “matices” sobre el asunto. 

El proyecto de decreto presentado por el edil suplente Esteban Arosteguy (PN) quedó pendiente al cerrarse el año 2016. La comisión permanente se reunió ayer para definir los detalles de la sesión del próximo lunes y decidió incluirlo.

La iniciativa prohíbe la colocación de pasacalles en la vía pública, ya sea con fines políticos, gremiales o comerciales. Hasta el momento, la colocación de pasacalles se encuentra regulada en el decreto 2.820 del año 1998. La normativa vigente indica que los mismos deben colocarse a una altura mínima de cuatro metros del suelo y no pueden ser sostenidos de las columnas del alumbrado.

En su momento, Arosteguy argumentó su propuesta al afirmar que los pasacalles habitualmente no son retirados, lo que genera contaminación ambiental y visual en la ciudad. Además, el deterioro de los mismos por el paso del tiempo puede provocar accidentes de tránsito y se recarga a la Intendencia que debe proceder a sacarlos de la vía pública.

El asunto será derivado el lunes a las comisiones de Legislación y Obras y Servicios Públicos para profundizar el debate. En principio, no habría unanimidad en los sectores. Incluso, las fuentes consultadas aseguran que en el propio Partido Nacional hay “matices” con respecto a la prohibición y hay ediles que entienden que no debe aplicarse el extremo.