A LA BASE DEL PARTIDO NACIONAL

Un alto en el camino ayuda a la construcción de perspectiva. Hagamos un alto, que apenas dure unas cuantas líneas. Quienes adherimos con corazón a estas filas, y más cuando además muchos de nosotros compartimos una visión generacional, sabemos, que la unidad hace de nuestra principal herramienta política, una opción de gobierno departamental real, avalada y respaldada por decenas de miles de vecinas y vecinos que en todo el departamento de SAN JOSÉ, apuestan una y otra vez a la construcción social que ofrece nuestro programa, que ofrece nuestra fuerza.

Nuestra vigencia y relevancia política desde la recuperación democrática no solo nace, sino que se nutre de una construcción colectiva muy competitiva pero que jamás lesiona nuestro principal diferencial, nuestra fuerza central, nuestra acción en UNIDAD, esa que tanto le ha costado a la Historia Política Nacional, esa que por no tenerla, nos mantuvo como colectividad política casi un siglo levantando nuestra bandera a la intemperie, fuera del poder. La LIBERTAD en su expresión y alcance más republicano y federal está grabada a fuego en el ADN de nuestra construcción partidaria.

El Partido Nacional no es academia de historia, y no es anécdota, el Partido Nacional es la acción de mujeres y hombres que hoy -en pleno siglo XXI- miran por las necesidades de los Orientales de nuestro tiempo histórico. El Partido Nacional se nutre del pensamiento y la acción de Wilson Ferreira Aldunate quien no pudo ser Presidente simplemente porque fue estafado primero y luego no tuvo tiempo vital, el Partido Nacional se nutre del ejercicio de la acción gubernativa del único Presidente de la República del siglo XX que tuvo nuestro Partido, Luis Alberto Lacalle Herrera, gobierno nacional donde se redujo la pobreza del 12 al 6%, se construyeron 85 centros CAIF (récord de la época), se crearon más de 40 liceos, los ingresos de los hogares más humildes tuvieron un aumento real del 25%, donde el número de hogares en el interior urbano con necesidades básicas insatisfechas (NBI) bajó del 16,9% al 14% y en Montevideo del 8,2% al 4,8%, etc, todos números oficiales, no fruto de nuestro entusiasmo.

El Partido Nacional en SAN JOSÉ, es el Partido que hace pocos meses fue protagonista de la inauguración de nuestra CASA, nuestro espacio común, nuestro espacio de encuentro. El Partido Nacional, es la fuerza que gobierna este departamento por decisión popular, somos una colectividad que construye cuadros políticos al servicio de la gente y que crece desde la base, con lealtad y con sentido de responsabilidad.

Ese es el Partido Nacional que tenemos que cuidar, que tenemos que cultivar, esa es la herramienta que debemos preservar frente al agite meditado del adversario, que ahogado por sus desavenencias internas ve respiro en todo aquello que nos pueda dividir. Nosotros somos un Partido, somos una sola expresión, rica en pluralidad y energía, y para aquellos que se entusiasman ante el redoblante hiriente de fuerzas obscuras buscando la división fraterna, diremos con firmeza y claridad que el rumbo está trazado, y que el pulso no tiembla porque en palabras de Herrera, “La quilla de nuestro barco hiende mejor las aguas embravecidas”.

 

(Columna publicada en Primera Hora el viernes 22/9)