La Fiesta del Mate vuelve a generar polémica en la Junta Departamental

La Junta Departamental de San José retomó anoche el debate sobre la Fiesta Nacional del Mate y resolvió convocar, una vez más, a la comisión organizadora del evento. El presidente Gastón Camy aseguró que el festival se organiza “a los ponchazos” y generó la reacción del oficialismo.

El edil de Alianza aseguró que la asistencia del viernes y el domingo al predio de la Criolla “Cap.Manuel Artigas” (se vendieron 1.560 y 2.268 entradas, respectivamente) “no es satisfactoria” y planteó que el escenario “no da identidad”.

Camy entiende que la discusión va más allá de si se traen o no artistas extranjeros. “¿Queremos una fiesta así como la de ahora, sacada medio a los ponchazos?”, preguntó. Puso como ejemplo que hasta el jueves o viernes no se sabía quién se iba a hacer cargo del restaurante porque “no se había presentado nadie a la licitación”. Reclamó mejorar la gestión para atraer turistas y que las instituciones sociales de San José tengan participación en la organización.

El planteo de Camy generó la reacción del oficialismo. El coordinador del Sumate, Juan Martín Álvarez, coincidió en la necesidad de evaluar la fiesta, pero rechazó que la organización sea “a los ponchazos” como señaló el presidente de la Junta. “Lo descarto totalmente porque me consta el trabajo de la comisión”, planteó.

También Danilo Del Curti del Sumate, integrante de la comisión organizadora, defendió el resultado de la fiesta. Aseguró que “fue un éxito” porque en las jornadas del sábado (9.690 boletos) y del domingo logró superar la cantidad de entradas que se colocaron en 2018.

Finalmente, la Junta resolvió -por unanimidad- convocar a la organización de la Fiesta del Mate a la Comisión de Presupuesto para que aporte los detalles “contables y organizativos” de la última edición. La Intendencia ya había sido llamada a la Junta el año pasado para analizar el déficit de 240.000 dólares que dejó la edición 2018.