La Iglesia venderá los “pas de calais” desechados para continuar obras de Catedral

La Iglesia de San José habrá de realizar una campaña para conseguir fondos que permitan continuar con las obras de refacción y mantnimiento de la Catedral. En este marco se habrán de poner a la venta como elementos históricos patrimoniales, los azulejos “pas de Calais” que fueron retirados de la cúpula central y que ya no pueden ser colocados nuevamente.

En los próximos días se realizará un relevamiento de aquellos que estén en buen estado, éstos se dispondrán en un centenar de cajas con cuatro unidades cada uno y se venderán aproximadamente a unos 1.500 pesos cada caja. La misma llevará un certificado de autenticidad firmado por el Obispo Arturo Fajardo. De acuerdo a lo informado desde la Diócesis, el dinero recaudado formará parte de lo reunido en la campaña “Nuestra Catedral Compromiso de Todos” y se empleará fundamentalmente para las obras, ya que el dinero aportado por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas y la Intendencia de San José no es suficiente.

Según se informó, más allá de que lo recaudado servirá como empujón final para el tema obras, se busca brindar la posibilidad a los vecinos de la comunidad de que cuenten con “un pedazo de historia en sus casas”. Según informó la Diócesis, en los años 50 y como parte de las reparaciones encaradas por Mons. Di Martino los mismos fueron retirados y reubicados con arena y portlando, lo que hizo imposible que se puedan remover y colocar una vez más. De acuerdo a lo explicado por el ingeniero José Zorrilla encargado de la ejecución de los trabajos, “las obras que se están haciendo tienen la finalidad de durar unos 100 años más”.

Respecto de los azulejos ya retirados Zorrilla señaló que estos “tenían más de un centenar de años de colocados, el deterioro provocado por la humedad y las inclemencias del tiempo habían hecho que muchos de ellos se hayan degradado y perdido el color original”. Finalmente se lograron conseguir los azulejos indicados mediante una empresa brasileña.

(Foto: Diócesis de San José)