La incoherencia del Partido Nacional en la Junta Departamental…

En la columna que escribí el 30 de setiembre de 2016, y que titulamos “El debate es el camino…” comenzaba diciendo: “es común la pregunta de los ciudadanos de ¿para qué están los Ediles Departamentales, cuál es su función, qué es lo que hacen? Frecuentemente debemos contestar estas preguntas en diferentes ámbitos donde estamos presentes los Ediles, incluso debemos contestar ésto en algunos medios de comunicación.

La Junta Departamental tiene dos cometidos: legislar y controlar.

Muchas veces, la tarea legislativa propiamente dicha, no trasciende públicamente como debería, pero cada uno de los decretos (leyes departamentales) vigentes tuvieron que ser sancionados en la Junta Departamental, lo que fue acompañado de debate y análisis por parte de los Ediles.

La otra función es la de controlar al Ejecutivo Departamental. El contralor se puede ejercer a través de pedidos de informe (Artículo 284 de la Constitución de la República) y a través del llamado a sala al Intendente para que éste pueda brindar los informes que los Ediles requieran. Debemos resaltar que la presencia del Intendente en la Junta Departamental pude ser promovida por un tercio de componentes del órgano legislativo (11 Ediles), es un mecanismo previsto en la Constitución de la República (Artículo 285) y la presencia del Intendente puede ser por fines de contralor, pero también legislativos.”

El pasado lunes, en la sesión ordinaria de la Junta Departamental, el Partido Nacional promovió una moción urgente para hablar de las podas de los árboles en el Departamento de San José, moción que acompañamos y que creemos muy importante que se discuta y analice, debido a lo relevante que es para el departamento. Este tema lo hemos trasladado a la Junta en más de una oportunidad y a iniciativa del Frente Amplio, en el período pasado, estuvo presente en una sesión el técnico Fernando Romero, quién nos instruyó acerca de cómo debería realizarse correctamente esta tarea.

La moción urgente fue enmarcada dentro del día mundial del medio ambiente y en ese sentido, la bancada de Ediles del Frente Amplio entendió oportuno plantear en Sala algunos temas que nos preocupan vinculado al tema medio ambiente. Cuando quisimos dar ese debate se nos planteó que estábamos fuera de tema. Debemos reconocer que interpretamos mal la moción y que a misma sólo se refería a las podas de los árboles. Igualmente, nuestra bancada, en el marco del día del medio ambiente, había entendido oportuno realizar un llamado a sala al Director de Gestión Ambiental y Salud del Gobierno Departamental para intercambiar acerca de la realidad medioambiental del departamento.

El Partido Nacional, en su conjunto, no apoyó el llamado a sala al Director. Igualmente el llamado prosperó porque con 11 Ediles se puede realizar y bastaba sólo con los votos del FA para que ésto sea posible.

Para el día martes, el Partido Nacional, promovió una sesión extraordinaria para discutir y analizar la situación del Refugio San José. Cosa que también nos parece oportuna, debido al estado público que ha tomado algunas situaciones planteadas en el Parlamento Nacional.

El Frente Amplio acompañó ese debate, dado que estando en posiciones incomodas, nunca ha rehusado a la discusión, porque en el ejercicio de gobierno se podrá equivocar, pero no vetará la posibilidad de que la oposición se exprese y demande lo que entienda necesario. La base de la democracia requiere que los diferentes componentes de la sociedad puedan desarrollar la libertad de expresión del pensamiento y para ello es necesario que las voces de las minorías no se acallen.

Hasta aquí parece todo normal y el lector se preguntará ¿qué relación tiene la sesión del lunes con la del martes?

La relación que tienen ambas sesiones es la incoherencia del Partido Nacional. Por un lado se golpea el pecho pidiendo transparencia y por otro lado no vota los llamados a sala a sus Directores protegiéndoles vaya a saber de qué intereses políticos.

La verdad que en la Junta Departamental hemos vivido una paradoja total: por un lado llama a la Ministra de Desarrollo Social, Mtra. Marina Arismendi, para que venga a una sesión y por otro lado el Partido Nacional no apoya que los Directores Departamentales comparezcan en la Junta. Directores que son cargos políticos y que Constitucionalmente están obligados a rendir cuentas.

Debemos recordar que el Frente Amplio votó la moción en la que invita a la Ministra de Desarrollo Social a concurrir a la Junta Departamental, siendo coherente con el planteo de que la comparecencia en Sala implica rendir cuentas.

(*) El autor es edil departamental del Frente Amplio y Lic. en Ciencias Políticas de la UDELAR