“La tradición no está perdida”

Unos 2.000 jinetes participaron de la 23a edición del Día del Gaucho, en el marco de la Fiesta Nacional del Mate, según estimaciones realizadas por los organizadores de la actividad. La participación se mantiene constante en los últimos años. La colorida movida comenzó a las 10:35 con el izado del pabellón nacional en la plazoleta ubicada en la intersección de las rutas 3 y 11, frente al Parque Rodó.

La actividad fue seguida por autoridades departamentales, entre las que estaban el intendente José Luis Falero, la secretaria general de la ISJ, Ana Bentaberri, el director de Deportes y Turismo, Miguel Ángel Calandria y el general Héctor Tabárez, jefe de la División de Ejército II.

El desfile comenzó a las 11:15 y fue encabezado por la familia Fassani e integrantes de la comisión organizadora que habitualmente salen a caballo como Pedro Bidegain, suplente del intendente, y el director de Tránsito, Marcos Reyes.
Roberto Fassani, creador del desfile, celebró la fiesta como “el día de la tradición” en las calles de San José y destacó la presencia de niños. “La tradición no está perdida”, agregó, al reafirmar los valores de la gente de campo.

Durante la actividad hubo un par de caídas de jinetes producto de caballos que se asustaron en medio de la multitud. Los accidentes no revistieron entidad, según la información que manejaba anoche la organización.

El desfile fue saludado por cientos de josefinos que se volcaron a las calles durante la agradable mañana dominical, en una especie de reconocimiento de que “el campo es la base de todo”, como dijo un vecino.