Lácteos vuelven a subir pero perspectiva no se despeja del todo

Los productos lácteos tuvieron este martes una leve recuperación en promedio en la segunda licitación de Fonterra del mes de marzo. La venta de ayer era muy esperada dado que en las últimas semanas los lácteos tuvieron una tendencia a la baja tras la recuperación de principios de año.

El mercado de productos lácteos registró ayer una leve recuperación en la licitación de referencia internacional efectuada por Fonterra en Nueva Zelanda. El aumento registrado promedio fue 1,7% para el indicador global de los negocios, que se ubicó en US$ 3.101 la tonelada. Si se discriminan los precios por productos el resultado fue: la leche en polvo entera cotizó a US$ 2.855 con un incremento del 2,9%, mientras que la leche en polvo descremada tuvo un precio de US$ 1.948 registrando una baja en relación a la licitación anterior de 10,1%. Por su parte la manteca cotizó a US$ 4.930 la tonelada con un incremento de US$ 4,9%, el queso cheddar se pagó a US$ 3.406, con suba del 1% y la caseína a US$ 5.927 con un aumento de 3,6%.

A corto plazo

Si bien en estos momentos la demanda de lácteos es sostenida a nivel mundial otros factores están contribuyendo para que los productos provenientes de los tambos demoren en despegar como se espera. Uno de ellos es el aumento de producción en los países europeos. Según un informe reportado por el Instituto Nacional de la Leche, INALE, el próximo pico de producción de la remisión en Euorpa incidirá en los precios. El tamaño del rodeo lechero europeo a fines de 2016 indica que hay potencial para aumentar la producción. Algunos países ya muestran signos de mejora, como por ejemplo Polonia +3,6% producción en enero en relación a enero de 2016). En 2017, se espera un crecimiento de la producción de 0,6% para la Unión Europea, aunque en los primeros meses de 2017 se espera que los niveles estén por debajo a los altos niveles de 2016. Además también continua el crecimiento de la oferta de los Estados Unidos y hay expectativas de recuperación en la remisión de leche en Nueva Zelanda. A esto debe sumarse los altos stocks acumulados de leche en polvo descremada, lo que parece ya haberse notado en la licitación de ayer donde este producto fue el único que tuvo una baja importante. En resumen: se mantiene aún una cuota de incertidumbre, aunque el panorama ya es más alentador que el año pasado a esta altura. Para empezar los precios de los lácteos que vende Uruguay tuvieron una recuperación importante en el primer mes del año.