Ladrilleros y vitivinicultores reciben apoyo para planes productivos

La Cooperativa de Producción de Ladrillos Ecológicos (COOPLE) y un grupo de vitivinicultores del departamento recibirán un aporte cercano a los US$ 200 mil para el desarrollo de sus emprendimientos productivos. Las iniciativas josefinas fueron seleccionados en el marco del Programa “Oportunidades Circulares” que promueve la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE) y el Proyecto Biovalor (iniciativa interministerial que promueve la transformación de residuos generados a partir de actividades agropecuarias, agroindustriales y de pequeños centros poblados, convirtiéndolos en energía y/o subproductos).

En el caso de COOPLE, el colectivo libertense recibirá apoyo para concretar la instalación de su planta productiva, para lo cual contará con el aporte de la empresa Bader, que cederá barro y otros elementos residuales de su producción. Para ello, el programa le otorgó cerca de US$ 130 mil para la compra de la maquinaria necesaria para su proceso productivo. COOPLE se dedica a la producción de un ladrillo ecológico (foto) elaborado en base a materiales naturales u otros como escombro molido, arena y cemento, para lo cual se utiliza una prensa en lugar del tradicional quemado; evitando así contaminar. Además, otras cualidades que se le atribuyen a este tipo de ladrillos son que al tener encastre facilita su colocación reduciendo en un 50% el tiempo de obra, favorece la evaporación de los problemas de humedad y el confort térmico y tiene protección acústica. La cooperativa -integrada por ocho familias- en 2017 recibió en comodato de la ISJ un terreno para desarrollar su producción.

Por otra parte, los vitivinicultores recibirán un aporte de unos US$ 70 mil para la adquisición de un alambique móvil que les permitirá producir grappa a partir de orujo (residuo sólido de la vid que no se usa en la elaboración del vino). De la iniciativa forman parte las seis bodegas instaladas en San José de Mayo, Cañada Grande, Libertad, Rodríguez y Mal Abrigo.