Malena Muyala y su regreso como actriz

“Soy una madre que está muerta y tiene una influencia muy importante sobre sus tres hijos. Todo transcurre en una escena muy compacta, parecen cuasi encapsulados”, explica Malena Muyala sobre el personaje y la historia que hicieron reactivar su casi olvidada vocación de actriz. La obra se llama “Rabiosa Melancolía”, acaba de estrenarse en Uruguay y –según puntualiza la maragata- “generó en mí un ejercicio de reconectar con las enseñanzas teatrales de Eduardo Malet en el Macció y Jorge Esmoris”.

Su condición de actriz, casi tan temprana como la de cantante, había quedado en pausa. Casi olvidada. Es que pasaron más de 10 años desde sus últimas experiencias teatrales. El privilegiar su carrera de cantautora eclipsó aquellos tiempos interpretando personajes y contando historias bajo la dirección de Eduardo Malet y Jorge Esmoris.

A fines de 2016 llegó la oportunidad de reconciliarse con la actuación y conectar con el público desde otro lugar: “es una obra que tuve la fortuna de combinar con (la dramaturga y directora) Marianella Morena. Ella fue quien me propuso hacerla de cero. Una vez que nos pusimos de acuerdo, ella se encargó del texto y yo de la música”, explica Malena Muyala sobre esta obra que construyó desde abajo del escenario (musicalizándola) y desde arriba (interpretándola).

El espectáculo teatral que protagoniza se llama “Rabiosa Melancolía” y fue una excusa lo suficientemente poderosa como para reconectar con los años de la niñez y juventud donde se formó artísticamente: “esta obra me generó un ejercicio de reconectar con el aprendizaje teatral que incorporé con Eduardo Malet en el Teatro Macció y “El Flaco” (Jorge) Esmoris cuando hicimos con la “BCG” espectáculos como “Papitas y Boniatos al Horno”, “Sexo, Chocolate y BCG” o “Entre Locos y Loquitos”. Fue conectarme nuevamente con todo eso. Si bien había hecho algunas cosas como “Los Monólogos de la Vagina” -para recaudar fondos en la campaña de lucha contra la violencia a las mujeres y niñas- esas fueron experiencias muy esporádicas”.

Para Malena fue la ocasión ideal para unir -en un mismo escenario- sus pasiones por la música y el teatro: “esta obra me permite reconectar con el teatro desde otro lugar porque al tener que crear su música el proyecto combinó mi parte actoral con la faceta de cantautora”. Paradójicamente, la vocación actoral de la maragata vuelve a la vida interpretando a una mujer que está muerta: “soy una madre que está muerta y tiene una influencia muy importante sobre sus tres hijos. Todo transcurre en una escena muy compacta donde los personajes parecen cuasi encapsulados.

El relato tiene un lenguaje muy particular”, añade sobre una historia que acaba de estrenarse en Montevideo y puede verse en la Sala “Atahualpa” del Teatro El Galpón hasta el 30 de abril todos los viernes y sábados a las 21 horas y los domingos a las 20.

LA OBRA POR DENTRO

El estreno internacional de “Rabiosa Melancolía” se produjo en diciembre pasado en un festival de Santiago de Chile, y el nacional fue a fines de marzo en la Sala “Atahualpa” de Teatro El Galpón.

Con dirección y textos de Marianella Morena, los actores Malena Muyala, Mané Pérez, Lucía Trentini y Agustín Urrutia llevan a escena una historia casi claustrofóbica. Los personajes son cuatro y se mueven en un espacio muy acotado donde parece faltar el aire pero sobran las emociones intensas. Malena interpreta a una madre que –si bien murió- sigue teniendo una influencia brutal sobre sus tres hijos.