Malestar con Falero por tildar de “poco serio” e “ineficiente” trabajo de la Junta

Las críticas formuladas por el intendente José Luis Falero a la Junta generaron malestar en ediles tanto de la oposición como del oficialismo. El jefe comunal había tildado de “ineficiente” al legislativo por la demora en el tratamiento de las declaratorias de interés para dos empresas.

En la última sesión de la Junta surgieron cuestionamientos a los expedientes enviados por la Intendencia para tramitar la anuencia que permite otorgar la declaratoria de interés departamental a las empresas Insalcor y Bader. En el primer caso, la oposición advirtió que se estaría dando un a exoneración tributaria para once vehículos a un emprendimiento de nutrición animal que sólo generaría seis puestos laborales. En el caso de Bader, se plantearon reparos al figurar dos padrones rurales que debieron ser recategorizados en suburbano industrial. En ambos casos, se cumplió el plazo de 90 días que tiene el legislativo para expedirse, por lo que ambos proyectos quedaron aprobados, luego de que los informes volvieran a comisión. Las observaciones formuladas en la Junta motivaron la reacción del intendente que criticó “la ineficiencia” del legislativo por esperar hasta último momento para expedirse sobre las declaratorias de interés. Reclamó que la Junta “trabaje más seriamente” y dijo que lo ocurrido es “poco serio” y da una señal negativa hacia los inversores que piensen en instalarse en San José. En el caso de Bader, Falero negó que existan errores y señaló que sólo resta que catastro complete el trámite para reempadronar.

La reacción del intendente no cayó bien en la Junta. Fuentes de la oposición y del oficialismo coincidieron al manifestar molestia por los dichos de Falero. Un edil del propio sector del intendente reconoció que “hay mucho malestar” en el Partido Nacional y lamentó que el Ejecutivo estuviera acostumbrado a que “los ediles levantaran la mano sin pensar”. Advirtió que no es posible aprobar temas “con los ojos tapados y sin saber lo que se está votando”.

Según pudo saber Primera Hora, hay ediles oficialistas que piensan plantear la molestia directamente a Falero por entender que el cuestionamiento “injusto”. Se entiende que aunque subsanables, el expediente de Bader vino con errores en los padrones que no fueron advertidos por la Intendencia. “No debió llegar así, no lo vieron”, añadió. La fuente nacionalista defendió el accionar de la Comisión de Legislación y argumentó que el tiempo pasó porque la asesora hizo un trabajo minucioso al visitar los emprendimientos. También señaló que fue necesario negociar hasta último momento con el Frente Amplio en procura de los 21 votos que finalmente no se lograron. Esto llevó a que el PN decidiera devolver el tema a comisión.

“Burros”. En la oposición también hay molestia por las declaraciones de Falero. El edil Germán González, uno de los más críticos del accionar del Ejecutivo en este tema, defendió la actitud de la Junta y de la oposición en especial. “Si las direcciones mandan los expedientes mal, tenemos que rebotarlos”, señaló. Aseguró que el encargado de Grandes Inversiones, Francisco Zunino, fue advertido del asunto, pero los padrones no se modificaron. “La ineficiencia es de ellos. Si Falero tiene directores burros es su problema o él es el burro”, afirmó.