Marcha del Silencio 2020 reclamó “una respuesta institucional a la verdad que falta”

El pasaje de una vela desde Plaza de los Treinta y Tres hasta Plaza de los Mártires fue acompañado de interminables “presente”, con cada nombre de los 196 uruguayos y uruguayas que desaparecieron desde antes incluso de la última Dictadura militar. Esa fue la modalidad que la comisión organizadora resolvió para este año, con el objetivo de evitar la aglomeración, pero manteniendo la intensa carga simbólica de una fecha tan significativa. Si bien hubo movimiento durante toda la tarde, ya que en la plaza se ubicaron elementos que simbolizaron las ausencias y las fotos de la campaña “Imágenes del Silencio”, poco antes de las 19 se comenzaron a juntar varias de las personas que participaron de la marcha en forma presencial. Muchos otros lo hicieron mediante las transmisiones en vivo que hicieron distintos medios. El clima amenazó en todo momento, y la marcha terminó haciéndose bajo un persistente goteo (el chaparrón llegó una vez finalizada la instancia).

Poco antes de comenzar el trayecto de la vela y el nombre prounciado en altavoz de cada uno de los desaparecidos, Rosa Giménez, integrante del Plenario de Trabajadores de San José dio lectura a la proclama: “San José amanceció lleno de margaritas, esas margaritas que nos muestran que siguen faltando muchos. Es una 25° marcha distinta a todas, en medio de una pandemia que produce miedo, llama a mantener la distancia social, San José solo toma distancia física.

Sin bajarnos de otras luchas, una marcha que no es marcha, distinta pero igual, una marcha que nos iguala en las ganas y necesidad de saber cómo sucedieron las cosas, y que se sepa, por dolorosa que sea la verdad que tanta falta nos hace”.

El documento agregó que “van sucediéndose los gobiernos y seguimos en la misma. Pobres intentos de recuperar la verdad, y presionar a quienes la tienen. Queremos una respuesta institucional a la verdad que nos falta. Que tiene la institución militar y los corruptos civiles, que respresentados hoy en el Parlamento abogan por la no investigación, ya que los culpables son pobre viejitos”.

Finalmente, señaló que “el Plenario amplía la base de la convocatoria una vez más. Como aquel 1996 cuando un grupo de maragatas y maragatos se hicieron eco de la primera marcha. En este 2020 San José sumando jóvenes trabajadores y estudiantes dice, aquí estamos, sintiéndonos uno al reclamar una vez más verdad y justicia, al luchar contra la impunidad. No abandonaremos la calle ni las luchas”. Por último, subrayó que “la muestra que hoy está en la plaza nos deja sin palabras. Son 196 abrazos contra el olvido. Y un grito que nos une, son memoria, son presente, dónde están.