Más de 770 hás. pedidas en prospección minera reavivan la preocupación de los vecinos

Juan Pedro Hernández
Juan Pedro Hernández

A principios de mes, la Dirección Nacional de Minería y Geología (Dinamige) emitió un edicto por el cual informó que la empresa Triselco SA solicitó el Permiso de Prospección y Servidumbre Minera de estudio para la búsqueda de un yacimiento de oro y plata en nuestro departamento. A esos efectos, la medida abarca a ocho padrones de la 3º Sección Catastral, ubicados a la altura del kmt.120 de Ruta 3 en la zona conocida como Cuchilla Chamizo, cuyos propietarios tienen un plazo de 10 días “hábiles e improrrogables” luego de ser notificados para presentar los títulos de propiedad correspondientes y eventualmente sus reparos ante esta acción. La superficie que abarca dicho pedido es de 773 hectáreas.

El tema reavivó la preocupación de los productores que años atrás se movilizaron en rechazo de esta práctica, a raíz de la oleada de pedidos de prospección para la búsqueda de oro y plata que abarcó unas 60 mil hectáreas principalmente en la 4º Sección.

El edil Reinaldo Díaz, quién en su momento fue uno de los activistas referentes de este colectivo, advirtió que ya desde esta instancia inicial se está “lesionando” a los propietarios de los predios afectados.

Mientras haya un pedido de prospección, el propietario del campo tiene la situación de interdicción y por lo tanto cuando tiene que poner los predios en garantía ante una entidad bancaria eso se toma como un gravamen y no pueden ser utilizados como hipoteca. Que el campo esté pedido en prospección pesa mucho y para mal ante las instituciones financieras. Ese es el primer y gran daño que se hace, lo demás será a suerte y verdad, pero ya con esto hay una actividad que lesiona al productor”; afirmó.