Mathías Palomeque ya piensa en su regreso con el Mundial en el horizonte

Los Teros, el combinado celeste de rugby, comenzó su preparación bajo las órdenes del argentino Esteban Meneses de cara a un intenso año de actividad que comenzará a fines de este mes con la eliminatoria ante Canadá por un lugar en el Mundial de Japón 2019. El plantel tiene la baja momentánea del maragato Mathías Palomeque, habitual seleccionado, quién viene arrastrando una hernia de disco que lo tendrá al margen por algunos meses tras una próxima intervención. No obstante, el rugbier coterráneo es optimista de que cumplido el proceso vuelva rápidamente a las canchas ya que se estima que la recuperación demandará unos cuatro meses.

Palomeque fue parte del anterior proceso que terminó con los Teros en el Mundial de Inglaterra 2015 y quiere repetir la experiencia. “De estar todos los días entrenando a estar hace cuatro meses tirado en la cama por esta lesión es un cambio muy difícil, pero me da más ganas de salir adelante pensando en el Mundial; porque como todo jugador quiero volver por la revancha”; dijo a Primera Hora.

Para ello, tendrá un año muy ajetreado, ya que además de los playoffs con Canadá, los Teros estarán en la Copa América que se jugará en febrero-marzo, el Sudamericano, la Nations Cup en julio, la posibilidad del otro repechaje mundialista en agosto, el Americas Pacific Challenge en octubre y la ventana mundial de la World Rugby a jugarse en noviembre.

“Va a ser un año muy largo y de mucha competencia, pero tenemos las ganas de empezarlo cuanto antes. Mi objetivo es ese, recuperarme y entrenarme para llegar al máximo nivel, y poder estar otra vez defendiendo a Uruguay; porque ese es el sueño de todo deportista”; señaló Palomeque.

Y si dependiera de él es un hecho, porque ya demostró que ganas, dedicación y profesionalismo le sobran…