MVOTMA intimará a empresas por irregularidades en la gestión de agroquímicos

El Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA) intimará a diversas organizaciones y empresas maragatas a regularizar su gestión de los productos agroquímicos. De no acatar, podrán ser pasibles de multas de entre 50 y 7000 unidades reajustables (entre $ 45.831 y $ 6.556.410 al valor actual).

La cartera, a través de su Departamento de Residuos Sólidos y Sustancias de la División Planificación Ambiental, constató diversos incumplimientos al Decreto N° 152/013 que reglamenta la gestión ambientalmente adecuada de los residuos derivados del uso de productos químicos y biológicos en la producción agropecuaria, hortifrutícola y forestal.

En el caso de nuestro departamento, quedó en evidencia que el listado de distribuidores que ofician como receptores de envases y residuos no comprende a la totalidad de los obligados a hacerlo. Por este motivo, una resolución ministerial de fines del pasado año sentencia que a partir del 28 de enero se comenzará a intimar a los distribuidores y comerciantes aludidos para que reciban los envases o residuos que previamente comercializaron; para que así funcionen como centros de recepción que posteriormente los derivará a plantas acopiadoras tal como se establece en el decreto.

En San José las firmas que serán apercibidas son: las unidades de PROLESA de Ecilda Paullier, Libertad, Rodríguez y San José de Mayo, IPB Semillas (Lebu SRL), Nuevo Surco SRL, Cooperativa “Río de la Plata (Cariplal), Dalintor SA, Asociación de Productores Lecheros de San José (APL) y Agroplatense SRL.

Asimismo, la resolución también señala que en el caso de estos tres departamentos, también se intimará “a toda persona física o jurídica que de cualquier forma intermedie o comercialice los productos comprendidos” (léase fertilizantes, herbicidas, insecticidas, fungicidas, curasemillas, desinfectantes de suelo y otros productos de similar uso en la actividad agrícola, hortifrutícola o forestal; vacunas, parasiticidas y otros productos similares en producción animal); así como también caravanas y otros elementos que tengan el principio activo impregnado en una matriz plástica, y productos químicos o biológicos utilizados en la producción vegetal o animal que no puedan ser destinados al fin para el que fueron fabricados.