Nueva modalidad de robo de combustible obliga a reparaciones de hasta $ 20 mil

Los primeros casos denunciados datan de la última Exposición Rural. Ya en aquella oportunidad se informó que hubo autos a los que les cortaron el caño del combustible para robar. Se trata de una modalidad de robo que en las últimas semanas se ha intensificado.

Una gran cantidad de vecinos han sido víctimas en estos últimos días de esta modalidad de robo, incluso han trascendido a través de redes sociales y servicios de mensajería los videos captados por cámaras de comercios donde se puede observar con claridad el accionar. En uno de los videos se ve a un hombre (aparentemente joven) robando combustible de un camión de reparto sobre Batlle y Ordóñez, a metros de calle Rincón (foto).

Si bien mecánicos del medio aseguraron que los primeros autos con los caños de combustible cortados empezaron a llegar hace cerca de un mes, aseguran que en los últimos 15 días la cantidad ha sido “impresionante”. Según indicaron, se vienen recibiendo prácticamente uno o dos vehículos por día con la misma rotura. Lo cierto es que no se trata de un arreglo sencillo. Los ladrones suelen utilizar cuchillos afilados para cortar la goma especial con la que están hechos los mangones (en algunos casos son de material corrugado). Allí vuelcan el combustible en bidones, botellas y hasta se ha visto la utilización de bandejas para recolectar el líquido.

Al tratarse de goma especial los arreglos pueden oscilar entre los $ 800 para un Chery QQ o los $ 3900 para un Chevrolet Ágile. De todas maneras, hay vehículos donde no es posible cambiar solamente el mangón y se debe reponer todo el tanque de combustible, caso de los Volkswagen UP, en los que la reparación puede llegar a los $ 20 mil.

Consultado el comando de Jefatura, se informó que la Dirección de Investigaciones está trabajando en el tema y aseguraron que habrá novedades en las próximas horas.