Obras en la Ruta 23 iniciaron esta semana y demandarán entre 10 meses y un año

En las últimas horas se comenzó a ver movimiento en la Ruta 23, la cual une Juan Soler con la zona noroeste del departamento. Se trata de una obra que venía siendo reclamada por los vecinos desde hace mucho tiempo atrás, y que en los últimos meses mostraba un estado particularmente malo. 

El Ing. Luis Pedro McKinnon, referente de Serviam, la empresa contratada por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas para los trabajos en la Ruta 23, explicó que el tramo a realizar en esta etapa va desde la rotonda situada en Juan Soler (empalme con Ruta 11) y se extiende hasta el Km 130, a unos cinco o seis de Mal Abrigo.

El profesional explicó que hace aproximadamente un mes dieron inicio las tareas previas de limpieza y de cunetas, y en cuanto el trabajo propiamente dicho sobre la carretera, calzada y banquina se comenzó el lunes pasado. De acuerdo a información aportada por McKinnon, la obra consiste en un reciclado de la capa superior de 25 cm de la carretera existente, tarea que se hará con una técnica especial denominada “reciclado con asfalto espumado”. “La capa superior queda inyectada con ese asfalto espumado y se le inyecta también cemento portland, y eso trabaja como una unica capa de 25 cm” explicó, y agregó que “sobre esa parte de asfalto reciclado se pone luego una carpeta asfáltica de 4 cm de espesor en todo el ancho2.

PLAZO

Consultado sobre el tiempo que demandarán los trabajos, McKinnon estimó que serán entre 10 meses y un año. Adelantó en tanto, que esto tiene la particularidad de contar con un receso programado, ya que la obra será interrumpida en la parte más fría del invierno, concretamente en los meses de julio y agosto.

“Son meses donde no es recomendable trabajar con la técnica de asfalto espumado porque las bajas temperaturas atentan contra el buen curado de este aglomerado” indicó el ingeniero. “Precisa temperaturas superiores a los 10 o 12 grados para que pueda realizar su proceso de madurado de forma correcta y entonces hemos optado por hacer una primera etapa en lo que queda de mayo y luego en junio, luego el receso y se retoman los trabajos en setiembre” explicó. Por otra parte, informó que la inversión total ascenderá a unos US$ 10 millones.