ONG “Vía de escape” apunta a instalar hogar para apoyo a jóvenes con adicciones

La ONG “Vía de escape” tiene tres años de vida y cuenta actualmente con dos hogares, ubicados en Salinas y en San Luis, ambos en el departamento de Canelones. Según se informó, vienen trabajando para instalar un nuevo hogar en la localidad de Cardal, en Florida. Jonathan Butiérrez, delegado departamental de la ONG, contó que en Florida se logró el apoyo de la intendencia para conseguir el local y que el objetivo es emular esta acción en San José, apelando también al apoyo de la Intendencia.
Según indicó, hay una decena de chicos oriundos de Florida recibiendo asistencia en los hogares, lo que llevó a buscar las vías para crear un hogar en ese departamento. Sumado a estos, hay unos cinco que son de San José, cuatro de ellos de San José de Mayo, por eso nuestro departamento también es prioritario a la hora de encarar nuevos espacios de apoyo y rehabilitación. “La idea es comenzar a generar lazos con la Intendencia de San José con la idea de instalar un hogar también en el departamento” indicó Butiérrez. Señaló que se está cerca de firmar el comodato con la Intendencia de Florida, que les cederá un espacio en la localidad de Cardal. “El objetivo sería trabajar de igual manera en San José” apuntó, dijo que es prioridad para la ONG instalarse en el departamento.

Desde la organización apuntan a generar un intercambio entre los jóvenes y que puedan estar aquellos que son oriundos de Florida en un futuro hogar en San José y viceversa. “Para que cambien el ambiente y sea mejor para ellos el proceso de rehabilitación” explicó.

Consultado sobre el trabajo que hace la ONG, el delegado detalló: “abordamos situaciones en las que el individuo busque rehabilitarse, ya sea por adicciones a sustancias como la cocaína, pasta base y todo tipo de drogas. El único requisito que pedimos es querer dejar, poder sabemos que no pueden, pero querer es lo único que necesitan”. Informó que la ONG se sustenta fundamentalmente con donaciones, “hay muchas familias de los chicos que ayudan, pero hay otros tantos que no tienen familia, que están en la calle y no se los deja tirados sino que se aborda su problemática con la misma fuerza y ganas. No los sacamos a vender a los chicos, nos manejamos a través de donaciones, lo máximo que se hace es algún trabajito de pintura o albañilería, los mismos líderes somos albañiles y a veces sale algún trabajo y los llevamos a los chicos, pero es muy de vez en cuando”.

Más información en nuestra edición papel…