Ovejeros maragatos impulsan consorcio para producir carne de alta calidad

Productores ovinos maragatos vienen trabajando en la creación de un Consorcio Agroindustrial de la Carne Ovina, figura por la cual se apuesta a la producción de un cordero de máxima calidad que permita acceder los principales mercados del rubro.

La iniciativa es impulsada por las gremiales de ovinos de carne y ya logró la inclusión de la Asociación Rural del Uruguay (ARU), el Instituto Nacional de Carnes (INAC), el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) y el Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU); a la vez que para la próxima semana están previstos contactos con el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP).

“La única realidad es que en 25 años se perdieron 20 millones de ovejas y eso a los productores nos preocupa mucho, sobre todo por la oportunidad que está perdiendo Uruguay. Por eso queremos construir un puente entre los productores y la industria, conformado por todas las instituciones de investigación que hay en el país, para que los productores podamos llegar a ésta con un producto de calidad superior. La meta que nos planteamos es que el nuestro sea el mejor cordero del mundo”; señaló a Primera Hora Luis Nieto, productor texel de Ecilda Paullier y coordinador del proyecto por la sociedad de criadores de esta raza.

Para ello, Nieto explicó que el consorcio promoverá la cría de un cordero precoz (de 6 meses) de calidad diferencial, que permita a nuestro país ingresar a los mercados más exigentes del rubro ovino. “Apuntamos a producir con alta calidad y carcasas pesadas como demandan los principales mercados, como por ejemplo el de EEUU. Creemos que en Uruguay perfectamente podemos desarrollar un cordero precoz, muy fuerte y con todas las garantías sanitarias que otros países no pueden dar; por eso la idea es competir con Oceanía que es donde está la mejor calidad ovina”; agregó.

Nieto destacó que la iniciativa es propicia para la producción ovina maragata, dando por hecho que al concretarse sumará a los productores locales del rubro. “El desafío del consorcio es aumentar la productividad y en San José el Proyecto ‘Cordero Maragato’ está demostrando que en pequeños predios y como producción secundaria -de un tambo o un predio agrícola- se puede aumentar la dotación de ovejas. Ser pequeño no quiere decir no ser rentable, es un tema de complementación, un pequeño productor de pronto no puede competir en cantidad, en kilos de carne, pero sí en calidad de reproductores, puede aportar forraje o hacer recría; y en esos términos es una buena posibilidad para los ovinos de San José”; indicó.

Vale recordar que el grupo “Cordero Maragato” está conformado por unos 60 ovejeros y un rodeo que hoy ronda los 2000 animales.