Padres reclamaron a UTU equipos técnicos y charlas informativas para mitigar hechos de violencia

Una docena de familiares de alumnos de la UTU se movilizaron ayer desde la Plaza “Treinta y Tres” hasta el local de la Escuela Técnica “María Espínola Espínola” con el objetivo de reclamar mayor seguridad y prevención de las situaciones violentas.

Los movilizados portaron pancartas con distintas inscripciones. “Más seguridad para nuestros hijos”, “ayuda” y “que nos escuchen” fueron algunas de las consignas que rezaban los carteles durante la manifestación.

Una vez frente al local educativo, Analía Martínelli, madre del alumno que fue agredido de arma blanca por parte de otro estudiante, dio lectura a la proclama elaborada por los padres. Allí expresó que “el objetivo de la marcha no es condenar al adolescente que atacó a Agustín, por el contrario, es tomar conciencia sobre las experiencias en los centros educativos y proximidades”.

La misiva agrega que “como padres siempre esperamos que nuestros hijos estén seguros en las escuelas, liceos o UTU. Lo que hace más difícil el desengaño, la violencia es tanta que se volvió compañera de clase de nuestros hijos. Los acompaña, los hostiga y los controla, y por desgracia ahí no podemos hacer nada nosotros. Son los docentes y directores los que tienen que actuar, pero también sabemos que es imposible cuidarlos a todos”.

Entre los reclamos realizados por los padres, remarcaron la necesidad no solo para concientizar, sino también de contar con profesionales capacitados a quienes los estudiantes puedan pedir ayuda.

Sumado a esto reclaman la implementación de charlas informativas sobre temas como depresión, ansiedad, suicidio adolescente y bullying, con el fin de que los chicos estén informados y hablen de estos temas con la familia y docentes.

“Ayudémosles a entender que no tienen que callar lo que les hace mal y llevan por dentro”; concluye el comunicado.