Paran el fútbol en la Liga de Ecilda por “soberbia y prepotencia” de los árbitros

Los clubes del Sector Interior se plantaron contra los árbitros y decidieron parar la actividad futbolística “por tiempo indefinido”.

La situación que desbordó el vaso se registró en el partido que el domingo jugaron en Colonia Damont Rampla Juniors y Juincam. Faltando poco para el final, el árbitro Juan Guevara sancionó un penal a favor de los visitantes y en ese momento recibió airados insultos de un parcial que anteriormente ya había sido retirado por los encargados de seguridad de ambos clubes. El hincha de Rampla volvió a ingresar y según el árbitro lo volvió a insultar, lo que provocó la suspensión del encuentro.

Para algunos dirigentes de la Liga Regional de Ecilda Paullier hubo falta “de sentido común del juez, no hubo invasión, sólo gritos de un hincha y por ese motivo suspendió el compromiso”. Este hecho provocó la molestia de los clubes y fue el detonante para tomar una drástica decisión. En un comunicado aprobado por 15 de las 16 instituciones (no votó Rampla), decidieron parar el fútbol “por tiempo indefinido” ante “las reiteradas actitudes asumidas por varios árbitros integrantes de la Gremial arbitral de nuestra Liga, las que han derivado en graves perjuicios contra los intereses del desarrollo de las competencias”.

Para los dirigentes, “no se está objetando la función a nivel técnico, sino que lo que está en juego es la soberbia y prepotencia impuestas desde un lugar en el que, lo que tiene que sobresalir es justamente lo contrario a ello y no dejarse llevar sólo por reacciones o impulsos inadecuados con la función”.

Atento a esta coyuntura, la Liga Regional decidió “suspender la actividad de todas las competencias a nivel interno por tiempo indefinido” y citó una Asamblea General Extraordinaria donde se reunirán primero los clubes y luego se recibirá a los integrantes de la gremial de árbitros; quienes deberán concurrir en carácter “obligatorio”.